Estados Unidos publica nueva lista de entidades y subentidades cubanas restringidas

Edificio del Departamento de Estado en Washington. Foto: Archivo.

El Departamento norteamericano de Estado anunció la ampliación de la lista de entidades cubanas restringidas para los estadounidenses, a la cual se sumarán 26 nuevas subentidades.

Esa relación fue dada a conocer el 8 de noviembre de 2017 como parte de las medidas de la administración de Donald Trump para limitar más el comercio con la isla caribeña y los viajes de los norteamericanos, e impide a los ciudadanos de este país hacer transacciones financieras directas con las entidades mencionadas en ella.

Las nuevas adiciones, serán efectivas a partir de este jueves y están integradas fundamentalmente por hoteles localizados en importantes destinos turísticos cubanos como La Habana, Varadero y cayos de la central provincia de Villa Clara, así como tiendas y centros comerciales, entre otros.

La relación también comprende cinco enmiendas a subentidades que ya se encontraban en la versión de hace un año, tres de estas debido a cambios de nombre.

A partir de esta ampliación, la lista contiene ahora unas 205 entidades y subentidades cubanas restringidas para los norteamericanos, y esa agencia federal señaló que continuará actualizándola de forma periódica.

Cuba ha calificado de arbitrario ese listado, integrado por una diversidad de entidades supuestamente vinculadas al sector de la defensa y la seguridad nacional.

En él se incluyen desde los ministerios de las Fuerzas Armadas y del Interior, y la Policía Nacional Revolucionaria, hasta empresas, sociedades anónimas, la Zona Especial de Desarrollo Mariel, y las terminales de contenedores de Mariel y La Habana.

La noticia de que se añadirían nuevos nombres la dio a conocer el 1 de noviembre el asesor de seguridad nacional, John Bolton, quien en un agresivo discurso pronunciado en el sureño estado de Florida abordó el objetivo de seguir adoptando medidas contra la isla, además de contra Venezuela y Nicaragua.

Según manifestó entonces, el Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el fortalecimiento de la política de Estados Unidos hacia Cuba, firmado por el jefe de la Casa Blanca en junio de 2017, es apenas el inicio de los esfuerzos por presionar al territorio antillano.

Entidades y subentidades restringidas según lista del Departamento de Estado

  • Ministerios

MINFAR — Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias

MININT — Ministerio del Interior

  • Sociedades de negocio

CIMEX — Corporación CIMEX S.A.

Compañía Turística Habaguanex S.A.

GAESA — Grupo de Administración Empresarial S.A.

Gaviota — Grupo de Turismo Gaviota

UIM — Unión de Industria Militar

  • Hoteles en La Habana

Aparthotel Montehabana (Habaguanex)

Gran Hotel Manzana Kempinski (Gaviota)

H10 Habana Panorama (Gaviota)

Hostal Valencia (Habaguanex)

Hotel Ambos Mundos (Habaguanex)

Hotel Armadores de Santander (Habaguanex)

Hotel Beltrán de Santa Cruz (Habaguanex)

Hotel Conde de Villanueva (Habaguanex)

Hotel del Tejadillo (Habaguanex)

Hotel el Bosque (Habaguanex)

Hotel el Comendador (Habaguanex)

Hotel el Mesón de la Flota (Habaguanex)

Hotel Florida (Habaguanex)

Hotel Habana 612 (Habaguanex)

Hotel Kohly (Habaguanex)

Hotel Los Frailes (Habaguanex)

Hotel Marqués de Prado Ameno (Habaguanex)

Hotel Palacio del Marqués de San Felipe y Santiago de Bejucal (Habaguanex)

Hotel Palacio O’Farrill (Habaguanex)

Hotel Park View (Habaguanex)

Hotel Raquel (Habaguanex)

Hotel San Miguel (Habaguanex)

Hotel Telégrafo (Habaguanex)

Hotel Terral (Habaguanex)

Iberostar Grand Packard Hotel (Gaviota) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Memories Miramar Havana (Gaviota)

Memories Miramar Montehabana (Gaviota)

SO/ Havana Paseo del Prado (Gaviota) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

  • Hoteles en Santiago de Cuba

Villa Gaviota Santiago (Gaviota)

  • Hoteles en Varadero

Blau Marina Varadero Resort (Gaviota). Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Grand Memories Varadero (Gaviota)

Hotel Las Nubes (Gaviota) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Hotel Oasis (Gaviota )Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Iberostar Bella Vista (Gaviota) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Iberostar Laguna Azul (Gaviota)

Iberostar Playa Alameda (Gaviota)

Meliá Marina Varadero (Gaviota)

Meliá Peninsula Varadero (Gaviota)

Memories Varadero (Gaviota)

Naviti Varadero (Gaviota)

Ocean Varadero El Patriarca (Gaviota)

Ocean Vista Azul (Gaviota)

Paradisus Princesa del Mar (Gaviota)

Paradisus Varadero (Gaviota)

Sol Sirenas Coral (Gaviota)

  • Hoteles en Pinar del Río

Hotel Villa Cabo de San Antonio (Gaviota)

Hotel Villa Maria La Gorda y Centro Internacional de Buceo (Gaviota)

  • Hoteles en Baracoa

Hostal 1511 (Gaviota)

Hostal La Habanera (Gaviota)

Hostal La Rusa (Gaviota)

Hostal Rio Miel (Gaviota)

Hotel El Castillo (Gaviota)

Hotel Porto Santo (Gaviota)

Villa Maguana (Gaviota)

  • Hoteles en Cayos de Villa Clara

Angsana Cayo Santa María (Gaviota) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Dhawa Cayo Santa María (Gaviota)

Golden Tulip Aguas Claras (Gaviota) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Hotel Cayo Santa María (Gaviota)

Hotel Playa Cayo Santa María (Gaviota)

Iberostar Ensenachos (Gaviota)

Las Salinas Plana & Spa (Gaviota) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

La Salina Noreste (Gaviota) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

La Salina Suroeste (Gaviota) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Meliá Buenavista (Gaviota)

Meliá Cayo Santa María (Gaviota)

Meliá Las Dunas (Gaviota)

Memories Azul (Gaviota)

Memories Flamenco (Gaviota)

Memories Paraíso (Gaviota)

Ocean Casa del Mar (Gaviota)

Paradisus Los Cayos (Gaviota) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Royalton Cayo Santa María (Gaviota)

Sercotel Experience Cayo Santa María (Gaviota) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Sol Cayo Santa María (Gaviota)

Starfish Cayo Santa María (Gaviota) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Valentín Perla Blanca (Gaviota) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Villa Las Brujas (Gaviota)

Warwick Cayo Santa María (Gaviota) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

  • Hoteles en Holguín

Blau Costa Verde Beach & Resort (Gaviota) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Hotel Playa Costa Verde (Gaviota)

Hotel Playa Pesquero (Gaviota)

Memories Holguín (Gaviota)

Paradisus Río de Oro Resort & Spa (Gaviota)

Playa Costa Verde (Gaviota)

Playa Pesquero Premium Service (Gaviota)

Sol Rio de Luna y Mares (Gaviota)

Villa Cayo Naranjo (Gaviota)

Villa Cayo Saetia (Gaviota)

Villa Pinares de Mayari (Gaviota)

  • Hoteles en Jardines del Rey

Grand Muthu Cayo Guillermo (Gaviota) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Hotel Playa Coco Plus (Gaviota)

Iberostar Playa Pilar (Gaviota)

Meliá Jardines del Rey (Gaviota)

Memories Caribe (Gaviota)

Pestana Cayo Coco (Gaviota)

  • Hoteles en Tope de Collantes

Hostal Los Helechos (Gaviota)

Kurhotel Escambray (Gaviota) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Los Helechos (Gaviota)

Villa Caburni (Gaviota)

  • Agencias turísticas

Crucero del Sol

Gaviota Tours

  • Marinas

Marina Gaviota Cabo de San Antonio (Pinar del Rio)

Marina Gaviota Cayo Coco (Jardines del Rey)

Marina Gaviota Las Brujas (Cayos de Villa Clara)

Marina Gaviota Puerto Vita (Holguín)

Marina Gaviota Varadero (Varadero)

  • Tiendas en La Habana Vieja

Casa del Abanico (Habaguanex)

Colección Habana (Habaguanex)

Florería Jardín Wagner (Habaguanex)

Joyería Coral Negro (CIMEX) – Additional locations throughout Cuba

La Casa del Regalo (Habaguanex)

San Ignacio 415 (Habaguanex)

Soldadito de Plomo (Habaguanex)

Tienda El Navegante (Habaguanex)

Tienda Muñecos de Leyenda (Habaguanex)

Tienda Museo El Reloj Cuervo y Sobrinos (Habaguanex)

  • Entidades que sirven directamente a los sectores de Defensa y Seguridad 

ACERPROT — Agencia de Certificación y Consultoría de Seguridad y Protección (alias Empresa de Certificación de Sistemas de Seguridad y Protección)  Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

AGROMIN — Grupo Empresarial Agropecuario del Ministerio del Interior

APCI — Agencia de Protección Contra Incendios

CAHOMA — Empresa Militar Industrial Comandante Ernesto Che Guevara

CASEG — Empresa Militar Industrial Transporte Occidente

CID NAV — Centro de Investigación y Desarrollo Naval

CIDAI — Centro de Investigación y Desarrollo de Armamento de Infantería

CIDAO — Centro de Investigación y Desarrollo del Armamento de Artillería e Instrumentos Ópticos y Ópticos Electrónicos

CORCEL — Empresa Militar Industrial Emilio Barcenas Pier

CUBAGRO — Empresa Comercializadora y Exportadora de Productos Agropecuarios y Agroindustriales

DATYS — Empresa Para El Desarrollo De Aplicaciones, Tecnologías Y Sistemas

DCM TRANS — Centro de Investigación y Desarrollo del Transporte

DEGOR — Empresa Militar Industrial Desembarco Del Granma

DSE — Departamento de Seguridad del Estado

EMIAT — Empresa Importadora Exportadora de Abastecimientos Técnicos

Empresa Militar Industrial Astilleros Astimar

Empresa Militar Industrial Astilleros Centro

Empresa Militar Industrial Yuri Gagarin

ETASE — Empresa de Transporte y Aseguramiento

Ferretería TRASVAL

GELCOM — Centro de Investigación y Desarrollo Grito de Baire

Impresos de Seguridad

MECATRONICS — Centro de Investigación y Desarrollo de Electrónica y Mecánica

NAZCA — Empresa Militar Industrial Granma

OIBS — Organización Integración para el Bienestar Social

PLAMEC — Empresa Militar Industrial Ignacio Agramonte

PNR — Policía Nacional Revolucionaria

PROVARI — Empresa de Producciones Varias

SEPSA — Servicios Especializados de Protección

SERTOD — Servicios de Telecomunicaciones a los Órganos de la Defensa Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

SIMPRO — Centro de Investigación y Desarrollo de Simuladores

TECAL — Empresa de Tecnologías Alternativas

TECNOPRO — Empresa Militar Industrial “G.B. Francisco Cruz Bourzac”

TECNOTEX — Empresa Cubana Exportadora e Importadora de Servicios, Artículos y Productos Técnicos Especializados

TGF — Tropas de Guardafronteras

UAM — Unión Agropecuaria Militar

ULAEX — Unión Latinoamericana de Explosivos

XETID — Empresa de Tecnologías de la Información Para La Defensa

YABO — Empresa Militar Industrial Coronel Francisco Aguiar Rodríguez

  • Subentidates adicionales de Cimex

ADESA/ASAT — Agencia Servicios Aduanales (Customs Services)

Cachito (Beverage Manufacturer)

Contex (Fashion)

Datacimex

ECUSE — Empresa Cubana de Servicios

Inmobiliaria CIMEX (Real Estate)

Inversiones CIMEX

Jupiña (Beverage Manufacturer)

La Maisón (Fashion)

Najita (Beverage Manufacturer)

Publicitaria Imagen (Advertising)

Residencial Tarara S.A. Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Ron Caney (Rum Production)

Ron Varadero (Rum Production)

Telecable (Satellite Television)

Tropicola (Beverage Manufacturer)

Zona Especializada de Logística y Comercio (ZELCOM)

  • Subentidades adicionales de GAESA

Almacenes Universales (AUSA)

ANTEX — Corporación Antillana Exportadora

Compañía Inmobiliaria Aurea S.A. (GAESA) Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Dirección Integrada Proyecto Mariel (DIP)

Empresa Inmobiliaria Almest (Real Estate)

GRAFOS (Advertising)

RAFIN S.A. (Financial Services)

Sociedad Mercantin Inmobiliaria Caribe (Real Estate)

TECNOIMPORT

Terminal de Contenedores de la Habana (TCH)

Terminal de Contenedores de Mariel, S.A.

UCM — Unión de Construcciones Militares

Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM)

Zona Especial de Desarrollo y Actividades Logísticas (ZEDAL)

  • Subentidades adicionales de GAVIOTA

AT Comercial

Manzana de Gomez (Shopping Mall)

PhotoService

Plaza La Estrella, Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Plaza Las Dunas, Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Plaza Las Morlas, Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Plaza Las Salinas, Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Plaza Las Terrazas del Atardecer,  Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Plaza Los Flamencos, Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Plaza Pesquero, Efectivo a partir de este 15 de noviembre, 2018

Producciones TRIMAGEN S.A. (Tiendas Trimagen)

  • Subentidades adicionales de HABAGUANEX

Sociedad Mercantil Cubana Inmobiliaria Fenix S.A.

(Con información de Prensa Latina)

Rechazo en EEUU por restricciones a entidades cubanas

El presidente de la coalición Engage Cuba, James Williams, criticó la decisión del Gobierno estadounidense de ampliar la lista de entidades de la isla que están restringidas para los ciudadanos norteamericanos.

Prensa Latina@PrensaLatina_cu

El presidente de la coalición @EngageCuba , , criticó la decisión del Gobierno estadounidense de ampliar la lista de entidades de la isla que están restringidas para los ciudadanos norteamericanos. @CubaMINREX @CUBAONU @EmbaCubaEEUU https://bit.ly/2Tdmiz9 

23 personas están hablando de esto

El Departamento de Estado dio a conocer este miércoles que se adicionaron 26 nuevas subentidades al listado difundido el 8 de noviembre de 2017 como parte de las medidas de la administración de Donald Trump para limitar más el comercio con la isla caribeña y los viajes de los norteamericanos.

Unas 205 entidades supuestamente vinculadas al sector de la defensa y la seguridad nacional estarán desde mañana en la lista, que impide a los ciudadanos de este país hacer transacciones financieras directas con esas estructuras, y que ha sido calificada de arbitraria por el Gobierno cubano.

La administración Trump publica la lista actualizada de entidades sancionadas en Cuba. Reorganiza las sillas de cubierta en un barco que se hunde, escribió Williams en Twitter.

El titular de la coalición que defiende el fin del bloqueo impuesto por Washington contra la isla cuestionó por qué después de más de 50 años de esa política fallida, se sigue “duplicando el fracaso”.

Por su parte, Ben Rhodes, quien fue asesor adjunto de Seguridad Nacional del expresidente Barack Obama (2009-2017), manifestó también en un tuit que esas sanciones no provocarán los cambios que quiere Washington en el Gobierno de la isla.

‘Existe una certeza del cien por ciento de que el bloqueo de Estados Unidos está afectando al pueblo cubano. Qué política tan enferma y estúpida’, añadió Rhodes, una figura clave en el proceso de acercamiento bilateral iniciado durante el segundo mandato de Obama.

La noticia de que se añadirían nuevos nombres a la lista la dio a conocer el 1 de noviembre el asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, quien en un agresivo discurso pronunciado en el sureño estado de Florida abordó el objetivo de seguir adoptando medidas contra la isla, además de contra Venezuela y Nicaragua.

Ese día Engage Cuba emitió un comunicado en el cual sostuvo que la decisión busca recompensar ‘a una minoría menguante de estadounidenses que siguen casados con una política fallida’.

“La expansión de esta lista es otra bofetada en la cara de los empresarios cubanos, cuyos restaurantes, Airbnbs y otros servicios han sufrido durante el año pasado, ya que los viajes estadounidenses y la confianza de los inversores han disminuido”, manifestó entonces Williams.

Resulta irónico, agregó, que el Gobierno tome medidas drásticas bajo el pretexto de “proteger los derechos humanos” en Cuba, pero elogie al mismo tiempo al extremista presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro.

Estimó que tal paso evidencia al mundo la naturaleza falsa de la política de derechos humanos de Estados Unidos, “en un momento en que la confianza de nuestros aliados ya está debilitada”.

Declaración del Ministerio de Salud Pública: Cuba anuncia salida del Programa Más Médicos de Brasil

El Ministerio de Salud Pública de la República de Cuba, comprometido con los principios solidarios y humanistas que durante 55 años han guiado la cooperación médica cubana, participa desde sus inicios en agosto de 2013 en el Programa Más Médicos para Brasil. La iniciativa de Dilma Rousseff, en ese momento presidenta de la República Federativa de Brasil, tenía el noble propósito de asegurar la atención médica a la mayor cantidad de la población brasileña, en correspondencia con el principio de cobertura sanitaria universal que promueve la Organización Mundial de la Salud.
Este programa previó la presencia de médicos brasileños y extranjeros para trabajar en zonas pobres y apartadas de ese país.
La participación cubana en el mismo se realiza a través de la Organización Panamericana de la Salud y se ha distinguido por ocupar plazas no cubiertas por médicos brasileños ni de otras nacionalidades.
En estos cinco años de trabajo, cerca de 20 mil colaboradores cubanos atendieron a 113 millones 359 mil pacientes, en más de 3 mil 600 municipios, llegando a cubrirse por ellos un universo de hasta 60 millones de brasileños en el momento en que constituían el 80 por cientode todos los médicos participantes en el programa. Más de 700 municipios tuvieron un médico por primera vez en la historia.
La labor de los médicos cubanos en lugares de pobreza extrema, en favelas de Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador de Bahía, en los 34 Distritos Especiales Indígenas, sobre todo en la Amazonía, fue ampliamente reconocida por los gobiernos federal, estaduales y municipales de ese país y por su población, que le otorgó un 95 por ciento de aceptación, según estudio encargado por el Ministerio de Salud de Brasil a la Universidad Federal de Minas Gerais.
El 27 de septiembre de 2016 el Ministerio de Salud Pública, en declaración oficial, informó próximo a la fecha de vencimiento del convenio y en medio de los acontecimientos en torno al golpe de estado legislativo-judicial contra la presidenta Dilma Rousseff que Cuba “continuará participando en el acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud para la aplicación del Programa Más Médicos, mientras se mantengan las garantías ofrecidas por las autoridades locales”, lo cual se ha respetado hasta este momento.
El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, con referencias directas, despectivas y amenazantes a la presencia de nuestros médicos, ha declarado y reiterado que modificará términos y condiciones del Programa Más Médicos, con irrespeto a la Organización Panamericana de la Salud y a lo convenido por esta con Cuba, al cuestionar la preparación de nuestros médicos y condicionar su permanencia en el programa a la reválida del título y como única vía la contratación individual.
Las modificaciones anunciadas imponen condiciones inaceptables e incumplen las garantías acordadas desde el inicio del Programa, que fueron ratificadas en el año 2016 con la renegociación del Término de Cooperación entre la Organización Panamericana de la Salud y el Ministerio de Salud de Brasil y el Convenio de Cooperación entre la Organización Panamericana de la Salud y el Ministerio de Salud Pública de Cuba. Estas inadmisibles condiciones hacen imposible mantener la presencia de profesionales cubanos en el Programa.
Por tanto, ante esta lamentable realidad, el Ministerio de Salud Pública de Cuba ha tomado la decisión de no continuar participando en el Programa Más Médicos y así lo ha comunicado a la Directora de la Organización Panamericana de la Salud y a los líderes políticos brasileños que fundaron y defendieron esta iniciativa.
No es aceptable que se cuestione la dignidad, la profesionalidad y el altruismo de los colaboradores cubanos que, con el apoyo de sus familias, prestan actualmente servicios en 67 países. En 55 años se han cumplido 600 mil misiones internacionalistas en 164 naciones, en las que han participado más de 400 mil trabajadores de la salud, que en no pocos casos han cumplido esta honrosa tarea en más de una ocasión. Se destacan las hazañas de la lucha contra el ébola en África, la ceguera en América Latina y el Caribe, el cólera en Haití y la participación de 26 brigadas del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Desastres y Grandes Epidemias “Henry Reeve” en Pakistán, Indonesia, México, Ecuador, Perú, Chile y Venezuela, entre otros países.
En la abrumadora mayoría de las misiones cumplidas los gastos han sido asumidos por el gobierno cubano. Igualmente, en Cuba se han formado de manera gratuita 35 mil 613 profesionales de la salud de 138 países, como expresión de nuestra vocación solidaria e internacionalista.
A los colaboradores se les ha mantenido en todo momento el puesto de trabajo y el 100 por ciento de su salario en Cuba, con todas las garantías laborales y sociales, como al resto de los trabajadores del Sistema Nacional de Salud.
La experiencia del Programa Más Médicos para Brasil y la participación cubana en el mismo demuestra que sí se puede estructurar un programa de cooperación Sur-Sur bajo el auspicio de la Organización Panamericana de la Salud, para impulsar sus metas en nuestra región. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la Organización Mundial de la Salud lo califican como el principal ejemplo de buenas prácticas en cooperación triangular y la implementación de la Agenda 2030 con sus Objetivos de Desarrollo Sostenible.
Los pueblos de Nuestra América y del resto del mundo conocen que siempre podrán contar con la vocación humanista y solidaria de nuestros profesionales.
El pueblo brasileño, que hizo del Programa Más Médicos una conquista social, que confió desde el primer momento en los médicos cubanos, aprecia sus virtudes y agradece el respeto, sensibilidad y profesionalidad con que le atendieron, podrá comprender sobre quién cae la responsabilidad de que nuestros médicos no puedan continuar prestando su aporte solidario en ese país.
La Habana, 14 de noviembre de 2018

Aplastante derrota yanqui en la ONU.

Por Arthur González.
El 1ro de noviembre de 2018 quedará recogido en la historia de las Naciones Unidas, por la rotunda victoria de Cuba ante las maniobras y presiones de Estados Unidos, para incorporar 8 enmiendas que pretendieron acusar a la Isla, con el objetivo de evitar lo inevitable, la aplastante derrota yanqui.
El resultado de la votación fue de 189 países que rechazaron el Bloqueo, o sea la guerra económica, comercial y financiera que le impone Washington a La Habana desde 1959, solo por haber decidido caminar soberanamente sin la injerencia yanqui. Únicamente Israel acompañó a Estados Unidos en su política y no hubo una sola abstención.
Por vigésima séptima ocasión Cuba presentó su proyecto de resolución “Poner Fin al bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba”, el cual pretende matar por hambre y enfermedades al pueblo y evitar que el gobierno revolucionario logre satisfacerle sus necesidades, a la vez que intentan, mediante campañas engañosas, hacerle creer que es el socialismo el incapaz de alcanzarlo.
Este año Estados Unidos presentó 8 enmiendas para enrarecer el ambiente de la Asamblea General de la ONU, obligando a votar cada una de ellas antes que las delegaciones emitirán su voto sobre el proyecto de resolución cubano.
Ninguna de esas enmiendas fue aprobada, demostrando la voluntad internacional de condenar la guerra económica, comercial y financiera, aislando aún más a los yanquis por su actitud injerencista y violatoria de los derechos humanos de once millones de cubanos.
Con una expresión de pánico, la embajadora de Estados Unidos, Nikki Haley, contemplaba la pizarra de las votaciones, tragando en seco ante la derrota.
La guerra económica, comercial y financiera se inició al triunfo de la Revolución en 1959, como presión para que el triunfante gobierno encabezado por Fidel Castro, se sometiera a los yanquis como hicieron todos los gobiernos que le antecedieron desde 1902.
Para lograrlo, Estados Unidos ejecutó diferentes medidas, incluso el acercamiento de la CIA al propio Fidel Castro, durante su primera visita a Washington y New York en abril de 1959, cuando el oficial Gerry Droller, alias Frank Bender, lo visitó en la habitación que ocupaba en el hotel Statler Hilton, de la ciudad de los rascacielos.
Estados Unidos insiste en disfrazar el Bloqueo con el traje de un Embargo, pero documentos oficiales de la CIA reconocen que se trata realmente de una Guerra Económica.
El programa de Acciones Encubiertas aprobado por el presidente JFK en enero de 1962, expone sin ambages:
“La acción política será apoyada por una guerra económica que induzca al régimen comunista a fracasar en su esfuerzo por satisfacer las necesidades del país, las operaciones psicológicas acrecentarán el resentimiento de la población contra el régimen, y las de tipo militar darán al movimiento popular un arma de acción para el sabotaje y la resistencia armada en apoyo a los objetivos políticos”.
Un memorando confeccionado por la CIA en 1963 afirma textualmente:
“El principal objetivo de los programas encubiertos de los Estados Unidos contra Castro, es completar el aislamiento económico, político y psicológico de Cuba con respecto a America Latina y al mundo libre…Estas medidas han sido en buena parte responsables de las actuales dificultades económicas de Castro, pero pudieran adoptarse nuevas y eficaces medidas de guerra económica”.
El gobierno yanqui insiste en ahogar la economía cubana para que su modelo político, económico y social no sea un ejemplo hacia otros países del hemisferio, lo que aparece reflejado en documento confeccionado en 1999 por especialistas del Council on Foreign Relations, donde se afirma desfachatadamente:
“La oposición de EE.UU. a la Revolución cubana y el apoyo a la democracia y al desarrollo en este hemisferio, lograron frustrar las ambiciones cubanas de expandir su modelo económico e influencia política”.
La guerra económica es un genocidio contra un pequeño país que decidió andar libre e independiente, a pesar de invasiones mercenarias, guerra biológica y miles de actos terroristas organizados por el gobierno de Estados Unidos bajo un plan de terrorismo de estado diseñado por la CIA, recogido en documento de 1963 denominado: “Política encubierta y programa integrado de acciones propuestas hacia Cuba”.
A todo esto, se suma la creación de grupúsculos contrarrevolucionarios, entrenados, abastecidos y financiados con parte de los 20 millones de dólares que anualmente aprueba la Casa Blanca para la subversión.
Estados Unidos nunca aceptó a Fidel Castro como líder de Cuba, por eso la afirmación de Allen Dulles, director de la CIA, en diciembre de 1958 ante el Consejo de Seguridad de EEUU: “Hay que evitar la victoria de Castro”.
¿A caso es un embargo bilateral sus acciones contra aquellos países que negocian con Cuba?
Un vivo ejemplo de su guerra económica, se explica en el artículo publicado en 14 de febrero de 1975 por el Washington Post, donde se denuncia como la CIA organizó una operación secreta para interrumpir la venta de ómnibus británicos, marca Leyland, a Cuba.
La misma consistió en colisionar uno de los barcos japoneses, capitaneado por Yamashiro Maru, quien, siguiendo instrucciones de la CIA, chocó con el carguero alemán Madeberg, cuando este salía del puerto. Como resultado los ómnibus atados en la cubierta del buque se dañaron y no pudieron llegar a la Isla.
La persecución financiera es la más amplia y cruel contra país alguno, para impedir las importaciones, pagos y exportaciones de Cuba.
Barack Obama ha sido el presidente que más y mayores multas impuso a los bancos extranjeros por hacer transacciones con Cuba, pues del 2009 hasta el 2017 puso 52 multas, con un valor acumulado ascendente a 14 mil 404 millones 358 mil 605 dólares.
El presidente Donald Trump continua con esa persecución imponiendo nuevas multas para atemorizar a los que se atrevan a desafiar sus medidas.
El mundo rechaza las violaciones de Estados Unidos y el resultado de la ONU a favor de Cuba es la mejor prueba.
Allá los que se dejen confundir con campañas engañosas, pues como aseguró José Martí:
Viví en el monstro y le conozco sus entrañas.

Embajada de EEUU en La Habana organizó “reunión secreta” en apoyo a show anticubano en ONU

Por M. H. Lagarde
Sin temor a poner en peligro, por aquello de los supuestos “ataques acústicos”,  la salud de sus mercenarios, este martes, la embajada de Estados Unidos en La Habana, acogió en su sede a treinta contrarrevolucionarios para que presenciaran y debatieran, vía videoconferencia, la llamada campaña “JailedforWhat?” (Encarcelado ¿para qué?) presentada por Kelley E. Currie, representante estadounidense en el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas, en Nueva York.
Al mediodía, y luego de arribar de forma escalonada a la sede diplomática, y de que se le retiraran los teléfonos celulares,  los participantes  recibieron como bienvenida, en el Eagle Bar, un refrigerio consistente en un pomo de refresco per capita, pasteles, tostadas pequeñas y café. Cuota alimenticia, que según testigos aseguraron a Cambios en Cuba, no cumplió con las expectativas de algunos de los comensales, quienes compartieron criterios negativos al respecto.
Acto seguido, los contrarrevolucionarios al servicio de EEUU, participaron en  la presentación de la  campaña “JailedforWhat?”, así como de otros audiovisuales de intervenciones de diplomáticos estadounidenses respecto a las presuntas violaciones de los DD.HH en Cuba y la declaración del Secretario General de la OEA, Luis Almagro Lemes.
Al finalizar cada intervención de los estadounidenses en la ONU, los diplomáticos de la EmbUSA, aplaudieron con euforia, entusiasmo que no fue compartido por Anay Remón García, colaboradora del sitio contrarrevolucionario CUBANET, Jorge Enrique Rodríguez Camejo, de la plataforma digital anticubana Diario de Cuba, Omara Ruiz Urquiola y Ariel Ruiz,  quienes expresaron de forma extra verbal su discrepancia con los criterios expresados.
De igual forma, debe destacarse la indisciplina mostrada por los participantes, quienes a la par de las intervenciones, generaron comentarios en voz alta por lo que los moderadores debieron restablecer el orden en varias ocasiones.
No quedó del todo claro si las “discrepancias” fueron motivadas por la  ausencia del servicio de traducción durante la videoconferencia y el poco dominio del inglés de la mayor parte de los convocados.
Al culminar la transmisión, se inició el debate entre los presentes, bajo la moderación del Primer Secretario Político Económico de esa misión, Todd Henderson y de la Asistente de la Oficina de Diplomacia Pública, Mónica Fernández Salina.
Como era de esperarse en tal escenario, los contrarrevolucionarios  se proyectaron en apoyo a la campaña orquestada por los Estados Unidos en la ONU contra Cuba y agradecieron el apoyo del Gobierno estadounidense a sus actividades.
La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler Fernández, reiteró su agradecimiento al Gobierno de los EE.UU, por el “apoyo” por la libertad de los presuntos presos políticos y a la libertad de expresión en Cuba, aunque sus criterios fueron cuestionados públicamente por la vocera de CUBANET, Anay Remón García, quien en su intervención, aludió a la presunta censura en los EE.UU de los “voceros” que intentaron brindarle cobertura a la reciente visita del Presidente cubano a ese país.
Por su parte, Jorge Enrique Rodríguez Camejo, de Diario de Cuba, “reconoció” el respeto en los EE.UU a la libertad de expresión y el mercenario Antonio González-Rodiles Fernández, de Estado de SATS, informó que dedicaría un capítulo en su programa “Libertad y Punto” a lo acontecido en la actividad.
Ailer González Mena,  (Estado de SATS), manifestó que el Gobierno de los EE.UU debía arreciar su política contra Cuba, mientras Remón García consideró que se debía especificar, “si el recrudecimiento que exigía era contra el pueblo o contra el Gobierno cubano, pues la población no tenía culpa”.
La controvertida aclaración obligó al Primer Secretario Político Económico y moderador del debate, Todd Henderson, a intervenir.
Como buena defensora de la “libertad de expresión”, la Asistente de la Oficina de Diplomacia Pública de la Embajada, y en este caso también moderadora, Mónica Fernández Salinas, les trasladó a los presentes que, una vez que confeccionaran los artículos para sus respectivas publicaciones, debían omitir en sus citas las palabras de Todd Henderson, así  como no hacer públicos los nombres de los presentes, recalcando de ese modo el carácter “confidencial” de la actividad.
Vale destacar que en la reunión “secreta”, en la que tanto se exhaltó a “la libertad de expresión”, no fue mostrada, durante la videoconferencia, la contundente respuesta de los diplomáticos cubanos y de otros países, al show montado por el gobierno estadounidense en la ONU a solo semanas de la votación contra el bloqueo de EEUU contra Cuba en la Asamblea General.
Estados Unidos retiró en septiembre del 2017, con el pretexto de ser víctimas de falsos ataques acústicos, a la mayoría del personal de su Embajada en La Habana y mantiene paralizados desde entonces los servicios consulares para los cubanos, lo cual afecta a miles de familias en uno y otro lado del Estrecho de la Florida.
Sin embargo, en franca violación a la Convención de Viena, el reducido número de ellos que todavía permanece en esa misión diplomática, calificada por la actual administración de lugar donde “se experimentan circunstancias extraordinarias”, al parecer han vuelto a la ordinaria política, practicada durante muchos años en la antigua Oficina de Intereses (SINA) en La Habana, de alentar la subversión contra Cuba.
La lista “secreta” de los algunos de los participantes
Berta de los Ángeles Soler Fernández
María Cristina Labrada Varona
Ángel Juan Moya AcostaNancy
Alfaya Hernández
Jorge Olivera Castillo
Félix Navarro Rodríguez
Jorge Enrique Rodríguez Camejo
Oscar Elías Biscet González
Elsa Morejón Hernández
René Lázaro López Benítez
Aimé de las Mercedes Cabrera Álvarez
Hildebrando Chaviano Montes
Susana Teresa Mas Iglesias
Ángel Luis Santiesteban Prat
Iván Hernández Carrillo
René Lozano López
Martha Beatriz Roque Cabello
Antonio Enrique González Rodiles Fernández
Ailer González Mena
Héctor Fernando Maseda Gutiérrez
Manuel Silvestre Cuesta Morúa
René Jesús Gómez Manzano
Omara Isabel Ruiz Urquiola
Héctor Fernández Benítez
Amaury Pacheco del Monte
Iris Ruiz Hernández
Ariel Ruiz Urquiola
Anay Remón García
Blog  Cambios en Cuba

Estados Unidos preocupado por presos en #Cuba.

El 26 de junio 2018, el Departamento de Estado emitió un comunicado “preocupado” por dos cubanos detenidos, e instó a las autoridades de la Isla a ponerlos en libertad, porque Amnistía Internacional, su ONG preferida y apoyada financieramente, los declaró “prisioneros de conciencia”, algo que jamás hizo con el puertorriqueño Oscar López, preso por 36 años en cárceles norteamericanas solo por tener ideas independentistas.
El actual comunicado y las declaraciones de Heather Nauert, vocera de ese Departamento, hizo recordar una solicitud similar de hace pocos años, efectuada por Roberta Jacobson, cuando era subsecretaria para el hemisferio occidental, para que Cuba pusiera en libertad a Sonia Garro, detenida y acusada por intento de homicidio junto a su esposo, por haber lanzado cocteles Molotov y tubos de pantalla de viejos televisores, contra oficiales de la policía, a la que calificó como “pacífica disidente”.
Cuando diplomáticos yanquis y oficiales de la CIA destacados en su embajada en La Habana, comprobaron que ambos eran puros delincuentes, se acabó de inmediato la reclamación, más nunca hablaron de ella y pasó al olvido como muchos de esos mal calificados “opositores”.
La más reciente rabieta del Departamento de Estado es a favor de Eduardo Cardet y Ariel Ruiz Urquiola, a quienes declaran como “opositores pacíficos”, detenidos de forma “arbitraria”.
Sin embargo, el Departamento de Estado no se pronuncia con esa “profunda preocupación”, por los mapuches detenidos en Chile, ni por los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos en Ayotzinapa hace casi dos años, como tampoco emitió comunicados por el vil asesinato de la guatemalteca Claudia Patricia Gómez González, de 20 años de edad, cuando intentaba, el pasado sábado 23 de mayo de 2018, emigrar a los Estados Unidos para obtener trabajo y poder ayudar a su familia. La joven fue asesinada por un oficial de la patrulla fronteriza.
Tampoco Mike Pompeo hace declaraciones de condena al presidente Donald Trump, por aplicar métodos nazistas al separar a padres e hijos menores de ciudadanos latinoamericanos que ingresan en su territorio, algo que el inmaduro Presidente copió de los alemanes, que hacían lo mismo con los judíos.
Cardet, médico de profesión, es sostenido financieramente desde Estados Unidos, y recibe orientaciones para ejecutar acciones provocativas en un idílico intento por copiar las revueltas callejeras ejecutadas en Venezuela y Nicaragua.
Silencio total hace el Departamento de Estado respecto a la muerte a tiros disparados por oficiales del ejército israelí, sobre la médica voluntaria de 21 años, Razan al-Najar, mientras corría hacia la cerca fronteriza, al este de la ciudad de Khan Younis, en el sur de Gaza, para socorrer a un herido palestino víctima de las masacres que lleva a cabo el gobierno de Israel.
Ante esos asesinatos, Estados Unidos debería estar profundamente preocupado y exhortar a los aliados y a los oficiales de su guardia fronteriza con México, para que cesen las represalias y abusos contra indefensos emigrantes, los ciudadanos palestinos y sobre el personal civil que atiende a los enfermos y heridos causados por las balas de sus aliados.
En vez de continuar con sus campañas de mentiras fabricadas contra Cuba, el gobierno de Estados Unidos tiene que mirar hacia su propio pueblo y buscar soluciones definitivas para acabar con la pobreza que crece por días, y la falta de un sistema de salud que cubra las necesidades de su población, la que se ve obligada a gastar cientos de dólares para pagar costosos seguros médicos que no asumen todos los tratamientos, como los del cáncer, otras patologías y operaciones complejas.
Un estudio realizado por el Institute for Policy Studies, conjuntamente con el Kairos Center, publicado el 29 de abril de 2018, reporta la realidad en que viven más de 40,6 millones de estadounidenses, fundamentalmente en los estados del sur, considerados por debajo de la línea de la pobreza. Según el indicador establecido por el gobierno yanqui, esas personas no tienen ingresos suficientes para satisfacer todas sus necesidades, especialmente las alimentarias.
El gobierno de Estados Unidos antes de acusar a Cuba tiene que resolver esa pobreza, principalmente en 25 estados sureños, donde existen leyes que prohíben aumentar el salario mínimo de 7,25 la hora, con el cual no se puede tener un seguro médico, alimentar a la familia, vestirla, calzarla, asumir el costo del alquiler de un simple apartamento de dos cuartos, más la electricidad.
Para Cuba también es una gran preocupación que la población de Estados Unidos no disponga de un sistema de salud al alcance de todos, con el que se evitarían miles de muertes especialmente de niños y ancianos.
Estados Unidos tiene que dejar de fabricar y financiar “disidentes” y cruzadas propagandísticas, al carecer de moral para acusar a Cuba, la cual es reconocida por organismos de Naciones Unidas, como un paradigma de atención y cuidado de su población.
Por eso decía José Martí:
“Con los ejemplos sucede que es más fácil censurarlos, que seguirlos”
Por Arthur González.

Arrecia la CIA acciones contra la Revolución Cubana

 

Arrecia la CIA acciones contra la Revolución Cubana
Foto: Razones de Cuba
Como en los años 60 del pasado siglo XX, la CIA retoma sus planes contra la Revolución cubana, algunos copiados de aquellos que nunca tuvieron resultados.
Con el nuevo presidente Miguel Díaz-Canel, al frente de los Consejos de Estado y de Ministros, la CIA y el actual mandatario de Estados Unidos, intensifican sus acciones anticubanas, echándole mano a cuanto fantoche aparezca en el camino y se preste a cumplir sus órdenes.
Como arma fundamental mantienen la guerra económica, con la ilusión de que el pueblo se lance a las calles y exija cambios.
Una de las medidas a las que más empeño ponen, son los falsos ataques acústicos y consecuencias en salud hacia sus diplomáticos en La Habana, algo que no pueden demostrar, pero mantienen el tema en cartelera para ahuyentar los turistas y afectar la economía cubana. Para que nadie olvide el asunto, ahora repiten el libreto en China, a riesgo del costo político que eso pudiera conllevarles.
Sobre eso, recientemente Tomás Regalado, periodista y político, de origen cubano radicado en Estados Unidos, declaró en el Interamerican Institute for Democracy (IID):
«Actualmente existen oportunidades coyunturales para debilitar a los regímenes de Cuba, Venezuela y Nicaragua».
«Tras las sanciones y alertas de viaje a Cuba emitidas desde los EE.UU., lo único que está dando renta en Cuba, son los cruceros, porque los turistas que quieren ir a Cuba no quieren ir a los hoteles por temor a ser penalizados por el Departamento del Tesoro. De modo que la gente se queda en los cruceros. Algunas sanciones están dando resultados».
El IID se dedica al estudio de la política exterior de los EE.UU. hacia las denominadas «dictaduras» del continente, y es dirigido por Carlos Alberto Montaner, terrorista cubano.
Unido al recrudecimiento de su guerra económica y mediática contra Cuba, la CIA intensifica otras medidas para estructurar una «oposición» interna entre los jóvenes y artistas.
Entre los asalariados que más financian actualmente está Rosa María Payá, devenida en «refugiada política» en Miami, por ser la única figura joven que pueden mostrar ante el mundo como «disidente» cubana, a pesar de no residir en la Isla, nunca fue miembro de grupitos contrarrevolucionarios, estudió en la Universidad de La Habana y no es aceptada por elementos «disidentes» de larga data al servicio de los yanquis.
Rosa María en poco tiempo ha recibido un apoyo total de la CIA y políticos como Marco Rubio e Ileana Ros-Lehtinen, fue enviada a múltiples países europeos y latinoamericanos, incluso bajo solicitudes del Departamento de Estado es recibida por políticos y miembros del Parlamento Europeo.
Esa «refugiada política» hecha a la medida de las necesidades yanquis, sustituyó a Yoani Sánchez, quien en el 2004 fue reclutada por Carlos Alberto Montaner, siendo igualmente paseada por el mundo, y sin éxitos pasó al olvido.
En los actuales planes de la CIA, Rosa María fue dirigida a participar en el evento Teen Vogue Summit, organizado por la revista Vogue, el pasado 1ro de junio en New York, donde expuso el proyecto Cuba Decide, pero sin resultados que mostrar.
Teen Vogue Summit tuvo este año una agenda para intercambiar sobre temas del control de armas, la reforma migratoria y el cambio climático.
Rosa María, igualmente fue llevada recientemente a una reunión con el embajador de Estados Unidos ante la OEA, Carlos Trujillo, miembro del Partido Republicano y fuertes relaciones con Marco Rubio. En dicho encuentro la «refugiada» solicitó que la OEA prestara atención a lo que ella denomina «crisis democrática» que vive la Isla, matriz de opinión que la CIA está conformando, para crear condiciones a futuras acciones internas con sus asalariados y para lo cual aspira a emplear los twists y los SMS, tal y como hacen hoy en Venezuela y Nicaragua.
El encuentro con el embajador yanqui estuvo auspiciado por la organización anticubana Freedom House, financiada por la CIA, tras la NED y el Departamento de Estado, donde Payá Acevedo se presentó como «presidenta de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia», cargo que le asignaron para darle representatividad y justificar su presencia en actividades de la región, solicitándole a los miembros de la OEA que, además de tomar medidas contra Venezuela, lo hagan igualmente hacia Cuba para «poner fin a la represión y la falta de libertades».
Siguiendo ese libreto, Rosa María expresó «la necesidad de recuperar un sistema democrático e instó a la OEA y sus estados miembros, a no reconocer como representantes del pueblo cubano a los miembros de la Asamblea Nacional, ni a Miguel Díaz-Canel, por no haber sido elegidos bajo un sistema con garantías democráticas».
Trujillo, en su posterior intervención ante la Asamblea de la OEA, expuso: «los países de las Américas tienen que aceptar que Cuba es la madre de todo mal, referente al debilitamiento de la democracia en el continente y las violaciones de derechos humanos».
Otra línea de trabajo de la CIA es sobre el sector artístico-intelectual, donde la artista plástica Tania Bruguera, tiene la cara visible en busca de captar adeptos para sus planes.
En ese sentido, lo más reciente es su oferta de financiamiento a cineastas cubanos, para «promover la diversidad de voces en el audiovisual independiente cubano, impulsar a directores, productores y guionistas noveles de comunidades poco representadas, a contar sus historias».
Afirmó que le dará prioridad a «proyectos con temas sociales acuciantes en la Cuba de hoy y del futuro, que sostengan los principios de no discriminación por orientación sexual, identidad de género, color de la piel, forma de pensar, estatus socioeconómico y procedencia geográfica».
Como financista del proyecto aparece el Instituto Internacional de Artivismo Hanna Arendt (INSTAR), engendro creado para sustentar esa estrategia subversiva como «un espacio de alfabetización cívica en la Isla, resultado de la acción pública #YoTambienExijo».
Tampoco habrá resultados favorables para la CIA, porque los cubanos empuñarán siempre su espada victoriosa, porque como afirmó José Martí:
«Lengua, tenemos todos; pero espada pocos». (Tomado de Razones de Cuba)

¿Por qué Google obtuvo licencia para entrar en Cuba?

 

Por Arthur González.
Nunca antes el gobierno de Estados Unidos permitió la entrada de Internet a Cuba, ni el empleo de los cables submarinos que pasan cerca de sus costas u otras facilidades. Muchos sitios en Internet están prohibidos para la Isla por la guerra económica que dura ya 59 años. Sin embargo, Barack Obama le aprobó una licencia a Google para entrar en Cuba. ¿Qué razones estuvieron presentes en tal decisión?
¿Ayudar a que los cubanos pudieran acceder a más informaciones científicas, técnicas y otras para mejorar la economía cubana?
Definitivamente no. Aún permanecen restricciones de acceso en muchas de esas áreas, el objetivo real es poder llegar con sus informaciones distorsionadas, sus símbolos y sus valores a la juventud cubana, para como afirmó el propio Obama:
“…podemos hacer más para apoyar al pueblo cubano y promover nuestros valores a través del compromiso”. “Los cambios introducidos en nuestra nueva política potenciarán aún más nuestro objetivo de empoderar al pueblo cubano. […] y brindarles nuevas fuentes de información…”
Por supuesto que Cuba tiene que aprovechar esa apertura por pequeña que sea, para salir al mundo y darle a conocer su verdad, para destruir las campañas mediáticas que desbordan la red de redes con mentiras, sobre falsas violaciones de los derechos de los cubanos, exponer sus logros, alcanzados con esfuerzo y sacrificio, a pesar de los daños causados por la política criminal de Estados Unidos.
Es la oportunidad de contarle al mundo los actos terroristas que ejecuta el gobierno yanqui, la guerra biológica para afectar al pueblo y la persecución a todos los bancos extranjeros y empresas que pretenden establecer negocios con Cuba.
Para no pecar de ingenuos, los cubanos deben estar conscientes de qué se esconde detrás de esa licencia de Obama y por qué Donald Trump la mantiene, a pesar de haber tomado medidas para desmontar muchos aspectos de la política de su antecesor, incluso la Directiva Presidencial, esa que pretendía matar al pueblo con miel, en vez de a latigazos.
Durante su campaña presidencial, Donald Trump asumió el lenguaje reaccionario y ultraconservador plasmado en la Plataforma del Partido Republicano, la cual expone entre otras direcciones las siguientes:
“La apertura hacia Cuba de la actual administración Obama, fue un vergonzoso acomodo a las demandas de los tiranos. Solo fortalecerán a esa dictadura militar. […] Reclamamos una plataforma aérea para las transmisiones de Radio y TV Martí, y la promoción del acceso a Internet como herramienta tecnológica para fortalecer el movimiento pro democracia en Cuba.”
Desde su llegada a la Casa Blanca, Trump cumplió con todo lo prometido en su campaña por la presidencia, pero no cambió en nada la licencia otorgada a Google para Cuba, incluso en días recientes permitió que el presidente ejecutivo de la misma, Eric Emerson Schmidt, viajara a La Habana en compañía del senador republicano Jeff Flake. ¿Por qué? Los antecedentes hablan.
En 1996 la RAND Corporation, del Instituto de Investigaciones para la Defensa Nacional de Estados Unidos, elaboró un estudio para el Departamento de Defensa, titulado “Las comunicaciones cubanas, las redes de computación y sus implicaciones en la política de Estados Unidos”.
Ese trabajo expone la necesidad de ayudar a la apertura en Cuba y forzar el surgimiento de una sociedad civil independiente, para lo cual afirma:
“Es necesario alentar el enlace de Cuba a Internet, utilizarla para transmitir noticias y análisis balanceados, promover su uso por ONG cubanas, universidades y otros destinatarios”.
Insistiendo en esa dirección, en marzo del 2005 el ultra conservador Roger Noriega, Subsecretario de Estado para el hemisferio occidental, declaró en una audiencia congresional:
“Estados Unidos ha flexibilizado los requisitos de las licencias para que, por primera vez, puedan ser entregadas computadoras personales de alta velocidad a grupos de la sociedad civil”.
Durante un evento efectuado en 2012 en la Fundación Heritage, de conjunto con Google Ideas, se elaboró un informe recomendándole al gobierno de Estados Unidos, crear una red WIFI remota para posibilitar el acceso de los cubanos a Internet.
En ese conclave estaba presente el senador republicano Marco Rubio, quien expresó:
“El sistema totalitario cubano podría derrumbarse si todos los cubanos tuvieran libre acceso a Internet, porque Cuba seguiría la misma suerte de aquellos países que pasaron la Primavera Árabe”.
El Departamento de Estado anunció el 13 de junio de 2013, la propuesta de proyectos para promover la democracia y los derechos humanos en Cuba, entre esos el uso de herramientas digitales para ser empleadas, de forma selectiva y segura, por la población civil, junto a otros programas para el fomento de la igualdad y defensa de las redes sociales de los negros cubanos.
Programas creados para la subversión en Cuba como Zunzuneo y Conmotion, este último diseñado por Open Technology Institute at The New América Foundation, fueron denunciados oportunamente.
Bienvenido el acceso pleno a Internet, porque los cubanos tienen la suficiente preparación para saber diferenciar lo útil de lo subversivo, pero ante un enemigo que no cesa de agredir durante más de medio siglo, siempre habrá que estar alertas y como dijo José Martí:
“Hacer en cada momento, lo que en cada momento sea necesario”

Tenemos memoria: Homenaje a Adriana y Efrén en Portugal

 

A 42 años del horrendo crimen, justo a las 16 horas y 40 minutos amigos portugueses, cubanos residentes en Portugal y miembros de la misión diplomática cubana en Portugal rindieron homenaje a Adriana Corcho y Efrén Monteagudo, víctimas de un ataque terrorista a la sede de la Embajada cubana en Lisboa, el 22 de abril de 1976.

Al homenaje, asistieron el presidente del Grupo Parlamentario de Amistad, Antonio Filipe; el Encargado de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Portugal, Pedro Guerreiro, Filipe Ferreira, Vicepresidente del Consejo Portugués por la Paz y la Cooperación y representantes de la dirección de la Asociación de Amistad Portugal-Cuba. También participaron miembros de la Asociación de Cubanos Residentes en Portugal, de la Asociación AloCubano, amigos de Cuba, otros cubanos residentes y trabajadores de la Misión diplomática en Portugal.

El III Secretario Javier Levy realizó una intervención donde expresó: “el pueblo de Cuba ni entonces ni ahora se deja intimidar por ataques, amenazas o chantajes. Continuaremos construyendo nuestra revolución y continuaremos luchando por la justicia y por un mundo mejor. Cuba, que ha perdido tres mil 648 vidas víctimas del terrorismo, continuará luchando por la paz mundial”.

Los presentes depositaron ofrendas florales en la tarja que rinde tributo a Adriana y Efrén e hicieron un minuto de silencio como muestra de respeto. El escritor Fernando Fitas leyó el poema “Memoria de los que amamos”, dedicado a los mártires cubanos.

Carta enviada por el Embajador de Cuba en Austria Juan Antonio Fernández Palacios a la redacción del periódico austriaco Die Presse

 

Viena, 26 de abril del 2018.
Estimado Director de Die Presse:
Por la responsabilidad que me atañe, acostumbre a leer casi todo lo que se publica en Austria en relación con Cuba. Suelo digerir con mayor o menor gusto las cosas que leo y pocas veces escribo a algún periódico. Hoy lo hago por la sensación de verdadera repugnancia que me ha dejado el artículo Raúl Castro, el tiranosaurio Rex cubano, del periodista Thomas Vieregge, publicado por Die Presse, el pasado 17 de abril.
Como ciudadano, revolucionario y diplomático de carrera, concuerdo que la libertad de expresión y de prensa resultan derechos fundamentales a ser ejercidos en cualquier sistema democrático, pero las mismas no se pueden convertir en escudos que cobijen la blasfemia y la ofensa. La posibilidad de decir lo que se piensa desde una redacción estará siempre limitada por un derecho superior: el del honor, la decencia y, sobre todo, por el de la responsabilidad. No se puede pretender dirigir dardos tan envenenados de prejuicios, demagogia y mentiras contra un pueblo y su nación sin que se reciba la respuesta adecuada.
Podría llenar varias cuartillas con datos y hechos sobre lo que ha significado la Revolución Cubana en materia de salud, educación, seguridad social, alimentación, desarrollo cultural y humano, y sobre todo independencia, libertad y dignidad para los cubanos y cubanas. Pero creo no hace falta. Eso lo conoce bien el señor Vieregge aunque lo silencie y omita por sus prejuicios ideológicos.
Ningún proceso histórico, mucho más de carácter revolucionario y socialista, puede ser mantenido en el tiempo por capricho de nadie ni por el supuesto actuar “represivo” de alguna de sus instituciones. Requieren, por encima de todo, el apoyo y consenso del pueblo. Lograr el respaldo de una nación entera y preservarlo invariable durante casi 60 años no es cuestión de discursos o carismas. Si hoy en Cuba, hay Revolución Socialista, si nuestros líderes principales han sido Fidel y Raúl Castro, si tenemos un sistema democrático auténtico que se refrenda en nuestra Constitución, y si ahora existe un cambio generacional en la dirección del país que implica continuidad de nuestro proyecto político y social, se debe únicamente a la decisión y voluntad soberana del pueblo cubano, suficientemente libre, educado, heroico y culto como para saber definir su propio destino.
Cuba no es ese país que de modo grotesco reseña en su artículo señor Vieregge. La afirmación de que nada ha cambiado en Cuba en sesenta años es propia de alguien que, con toda intención ideológica, ha tenido el propósito de pisotear su propia ética profesional, echar al cesto de la basura el mandamiento sagrado de la objetividad que debe presidir la labor periodística y burlarse de los lectores, para arremeter contra un país que ha tenido que labrarse su propio camino durante más de medio siglo a base de sacrificio y dignidad frente al bloqueo económico más férreo y duradero de la historia impuesto por la primera potencia mundial que, entre otras cosas, impone límites a la libertad de comerciar y relacionarse en materia cultural, técnica y académica del pueblo cubano con otras naciones, incluyendo Europa. Y este hecho, tan obvio y ostensible, unánimemente rechazado cada año por la comunidad internacional, es ignorado de manera alevosa en este artículo.
Hace cinco años un millón de personas visitaba Cuba para conocer nuestra cultura e historia y la forma en que vivimos y, por supuesto, disfrutar de nuestras bondades. Este año serán más de cinco millones. Entre estos casi 30 mil austríacos. Tantas personas, en número creciente, no pueden estar equivocadas.
Predecir la proximidad del fin del socialismo en Cuba y trabajar en función de dicho propósito, ha sido la obsesión de doce administraciones norteamericanas, incluyendo la actual, y resultado el divertimento intelectual de algunos politólogos, tanques pensantes, y apostatas del mundo occidental. No tengo que hacer esfuerzos en demostrar el rotundo fracaso de estas premoniciones, y no me tiembla la mano en garantizar que el Sr. Vieregge correrá con la misma suerte.
Señor periodista y el diario que lo alberga:
Con Cuba no se metan. A Cuba se le respeta.
Atentamente,
Juan Antonio Fernández Palacios
Nota: Si la libertad de expresión lo permite en vuestro periódico ruego publique íntegramente esta misiva.
(Embacuba Austria / Cubaminrex)

Vea quiénes pretenden acuchillar a Cuba en la Cumbre de Perú mediante PASCA

 

Vea quiénes pretenden acuchillar a Cuba en la Cumbre de Perú mediante PASCA

El tópico ha sido explicado en sendos artículos por Luis Alberto Rodríguez, periodista mexicano en sendos artículos reproducidos aquí.

El Proyecto PASCA en la Cumbre de Perú

El sueño no alcanza para todos aquí. La próxima Cumbre de las Américas que tendrá lugar, entre el 13 y el 14 de abril, en Lima, Perú, ha creado un clima de alta tensión, primero, por la llegada de Donald Trump y segundo, por su encuentro con países a quien el titular de la Casa Blanca ha tildado de adversarios como Venezuela, Cuba, Bolivia…

Tal agitación no es exclusiva de la cumbre de presidentes, lo es también entre la sociedad civil que se verá las caras en tierra peruana, por un lado, las organizaciones asiduas a la Casa Blanca y, por el otro, quienes mantienen una política a contracorriente de Trump.

Es así como la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia, —la Redlad, asociada a la Organización de Estados Americanos—, ha operado la iniciativa llamada “Participación de la Sociedad Civil en la Cumbre de las Américas”, también conocida como Proyecto PASCA.

Auspiciada por la Fundación Freedom House, la Redlad ha causado estragos entre los organizadores del encuentro ciudadano de la Cumbre de Perú. Su intención es darle foro a voces que abiertamente proponen la re-anexión de Cuba a Estados Unidos. Esto, como era de esperase, ha levantado las críticas de varios países latinoamericanos y tiranteado el transcurrir del evento. Lima es hoy —y en buena parte, debido a eso—, un terreno minado para la política exterior americana.

¿Por qué el empeño de la Redlad en estirar así el contexto de la Cumbre de Perú? Quizá porque el Proyecto PASCA fue diseñado para eso, al ser parte de un proyecto más grande de la Freedom House: la iniciativa “Buiding Bridges for Civil Society in Cuba”, cuyo objetivo es dar foro a anexionistas cubanos en eventos como los de Lima, y generar impacto mediático que sirva a la política exterior de la Casa Blanca.

La historia de la Freedom House es conocida: nació en la guerra fría como brazo político del Departamento de Estado frente al comunismo. Y de esto parece obvio que Donald Trump saca provecho.

La Cumbre de Perú medirá la influencia efectiva del mandatario estadunidense sobre Latinoamérica y el Caribe. Es la primera vez que el presidente sale al encuentro del resto del continente y la política exterior de la Casa Blanca está valiéndose de todas sus herramientas para asegurarle a Trump una estancia favorable. Al respecto, el Proyecto PASCA hace su parte.

Desde ya, la Redlac en conjunción con asociaciones como la peruana Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo —asociada a la Cancillería de Perú—, dan el visto bueno a quienes tendrán reflectores en los foros sociales de la Cumbre. Los medios aguardamos pacientes y el binomio Trump-Cuba prende en automático los micrófonos.

¿Podrá el presidente beneficiarse de esto? Lo que puede advertirse es que, lo que ocurra en Lima determinará la política de Estados Unidos hacia el sur del continente por el resto de la era Trump. Latinoamericanismo o Washington: Las cámaras están listas.

¿Qué es el Proyecto PASCA y quién está detrás?

Las cosas se mueven rumbo a la próxima Cumbre de las Américas, a realizarse del 13 al 15 de abril en Perú. Será el primer gran intento de Donald Trump por separar a los “buenos” de los “malos” en el continente; donde los “buenos” son aquellos países que atienden los mandatos de la Casa Blanca y los malos, a saber, los no alineados.

Las tácticas utilizadas por Trump son específicas. Algunas muy básicas, como no invitar a Venezuela a la cumbre. Otras, más elaboradas, como la que Washington dedica a Cuba, otro de los “bad guys” de América, según el gobierno de EE.UU.

Se trata del proyecto “Buiding Bridges for Civil Society in Cuba”, financiado por el Departamento de Estado, el cual promueve la participación de grupos anti-cubanos en los foros regionales de la Organización de Estados Americanos (OEA). La idea es que estos grupos se inserten en la Cumbre de las Américas de Perú para hablar mal del gobierno de Cuba y que esto impacte en los medios; claro, con dinero de por medio y a través del conocido Proyecto PASCA.

¿Qué es el Proyecto PASCA? Es el proyecto llamado “Participación de la Sociedad Civil en la Cumbre de las Américas” que busca crear un “foro ciudadano” en la Cumbre de Perú.

Es operado por la Red Latinoamericana y del Caribe por la Democracia –la Redlad—y he ahí lo interesante, pues esta recibe dinero de la Fundación Freedom House, organización radicada en Washington la cual, a su vez, funciona con dinero del Departamento de Estado de EE.UU. para regar financiamiento a iniciativas como el “Building Bridges…”.

¿A quienes pretende llevar el Proyecto PASCA a hablar mal de Cuba en la Cumbre de las Américas? 

Aquí una lista de invitados. Apréndaselos porque los veremos salir en los canales y periódicos cumpliendo el propósito para el cual les han pagado:

Yusmila Reyna Ferrera, Fernando Edgardo Palacio Mogar, Navid Fernández Cabrera, Guillermo Fariñas Hernández, Boris González Arenas, Claudio Fuentes Madan, Alexei Gamez Alonso, Rolando Rodríguez Lobaina, Egberto Angel, Cristina Rodríguez Penton, Antonio Rodiles, Elizardo Sánchez, Henry Constantin Ferreiro, Erick Álvarez Gil, Camilo Ernesto Oliveira, Roberto de Jesús Guerra Pérez, Acelia Carvajal Montaine, Juan del Pilar Goberna Hernández, Magalys Norbis Otero Suárez, Nelson Manuel Álvarez Matute, Angel Hurtado Porro, Tairhit Rivero Álvarez, Sandra Margarita Borges García, Eroisis González Suárez, Zuleidys Lisbet Pérez Velázquez, José Daniel Ferrer, Manuel Silvestre Cuesta Morúa.

 

Empieza la Tercera Reunión Ordinaria de 2018 del Grupo de Revisión e Implementación de Cumbres (GRIC) en Lima, Perú. Nuestra directora ejecutiva, @Ginitastar, hace presencia para participar activamente como una de las voces de la sociedad civil.

El sueño no alcanza para todos aquí. La próxima Cumbre de las Américas que tendrá lugar, entre el 13 y el 14 de abril, en Lima, Perú, ha creado un clima de alta tensión, primero, por la llegada de Donald Trump y segundo, por su encuentro con países a quien el titular de la Casa Blanca ha tildado de adversarios como Venezuela, Cuba, Bolivia…

Tal agitación no es exclusiva de la cumbre de presidentes, lo es también entre la sociedad civil que se verá las caras en tierra peruana, por un lado, las organizaciones asiduas a la Casa Blanca y, por el otro, quienes mantienen una política a contracorriente de Trump.

Es así como la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia, —la Redlad, asociada a la Organización de Estados Americanos—, ha operado la iniciativa llamada “Participación de la Sociedad Civil en la Cumbre de las Américas”, también conocida como Proyecto PASCA.

Auspiciada por la Fundación Freedom House, la Redlad ha causado estragos entre los organizadores del encuentro ciudadano de la Cumbre de Perú. Su intención es darle foro a voces que abiertamente proponen la re-anexión de Cuba a Estados Unidos. Esto, como era de esperase, ha levantado las críticas de varios países latinoamericanos y tiranteado el transcurrir del evento. Lima es hoy —y en buena parte, debido a eso—, un terreno minado para la política exterior americana.

¿Por qué el empeño de la Redlad en estirar así el contexto de la Cumbre de Perú? Quizá porque el Proyecto PASCA fue diseñado para eso, al ser parte de un proyecto más grande de la Freedom House: la iniciativa “Buiding Bridges for Civil Society in Cuba”, cuyo objetivo es dar foro a anexionistas cubanos en eventos como los de Lima, y generar impacto mediático que sirva a la política exterior de la Casa Blanca.

La historia de la Freedom House es conocida: nació en la guerra fría como brazo político del Departamento de Estado frente al comunismo. Y de esto parece obvio que Donald Trump saca provecho.

La Cumbre de Perú medirá la influencia efectiva del mandatario estadunidense sobre Latinoamérica y el Caribe. Es la primera vez que el presidente sale al encuentro del resto del continente y la política exterior de la Casa Blanca está valiéndose de todas sus herramientas para asegurarle a Trump una estancia favorable. Al respecto, el Proyecto PASCA hace su parte.

Desde ya, la Redlac en conjunción con asociaciones como la peruana Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo —asociada a la Cancillería de Perú—, dan el visto bueno a quienes tendrán reflectores en los foros sociales de la Cumbre. Los medios aguardamos pacientes y el binomio Trump-Cuba prende en automático los micrófonos.

¿Podrá el presidente beneficiarse de esto? Lo que puede advertirse es que, lo que ocurra en Lima determinará la política de Estados Unidos hacia el sur del continente por el resto de la era Trump. Latinoamericanismo o Washington: Las cámaras están listas.

¿Qué es el Proyecto PASCA y quién está detrás?

Las cosas se mueven rumbo a la próxima Cumbre de las Américas, a realizarse del 13 al 15 de abril en Perú. Será el primer gran intento de Donald Trump por separar a los “buenos” de los “malos” en el continente; donde los “buenos” son aquellos países que atienden los mandatos de la Casa Blanca y los malos, a saber, los no alineados.

Las tácticas utilizadas por Trump son específicas. Algunas muy básicas, como no invitar a Venezuela a la cumbre. Otras, más elaboradas, como la que Washington dedica a Cuba, otro de los “bad guys” de América, según el gobierno de EE.UU.

Se trata del proyecto “Buiding Bridges for Civil Society in Cuba”, financiado por el Departamento de Estado, el cual promueve la participación de grupos anti-cubanos en los foros regionales de la Organización de Estados Americanos (OEA). La idea es que estos grupos se inserten en la Cumbre de las Américas de Perú para hablar mal del gobierno de Cuba y que esto impacte en los medios; claro, con dinero de por medio y a través del conocido Proyecto PASCA.

¿Qué es el Proyecto PASCA? Es el proyecto llamado “Participación de la Sociedad Civil en la Cumbre de las Américas” que busca crear un “foro ciudadano” en la Cumbre de Perú.

Es operado por la Red Latinoamericana y del Caribe por la Democracia –la Redlad—y he ahí lo interesante, pues esta recibe dinero de la Fundación Freedom House, organización radicada en Washington la cual, a su vez, funciona con dinero del Departamento de Estado de EE.UU. para regar financiamiento a iniciativas como el “Building Bridges…”.

¿A quienes pretende llevar el Proyecto PASCA a hablar mal de Cuba en la Cumbre de las Américas? 

Aquí una lista de invitados. Apréndaselos porque los veremos salir en los canales y periódicos cumpliendo el propósito para el cual les han pagado:

Yusmila Reyna Ferrera, Fernando Edgardo Palacio Mogar, Navid Fernández Cabrera, Guillermo Fariñas Hernández, Boris González Arenas, Claudio Fuentes Madan, Alexei Gamez Alonso, Rolando Rodríguez Lobaina, Egberto Angel, Cristina Rodríguez Penton, Antonio Rodiles, Elizardo Sánchez, Henry Constantin Ferreiro, Erick Álvarez Gil, Camilo Ernesto Oliveira, Roberto de Jesús Guerra Pérez, Acelia Carvajal Montaine, Juan del Pilar Goberna Hernández, Magalys Norbis Otero Suárez, Nelson Manuel Álvarez Matute, Angel Hurtado Porro, Tairhit Rivero Álvarez, Sandra Margarita Borges García, Eroisis González Suárez, Zuleidys Lisbet Pérez Velázquez, José Daniel Ferrer, Manuel Silvestre Cuesta Morúa.

Para esta iniciativa del Departamento de Estado, trabajan en la División LAC de Freedom House: Alejandra P. Argueta, Tony Pérez, pablo Viera, Elisa López, Alexander Brockwehl y Paloma Rivera, quienes se mantienen en contacto con los cubanos entrenados en el Proyecto PASCA, al igual que la directora de la Redlad, Gina Romero.

El equipo de la Redlad lo componen también Brian Alvarado Pino, asesor de comunicaciones. Yolima Apolonia García Jaramillo, especialista en diseño. Hans Tippenhauer, representante de la organización y del Proyecto PASCA en el Caribe y asistente del ex presidente de Haití, Michel Martelly. Luis Angel Roa Zambrano y Cindi García, coordinadores de proyectos. Y Rosa Quintana, coordinadora general.

Hay que recordar que el propósito de todo esto es meter a estos personajes a hablar mal de Cuba en la Cumbre de las Américas ¿Cómo pretenden hacerlo? Quizá esto es lo más triste de la historia pues han logrado doblegar a la Cancillería de Perú para tales propósitos, a través del Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo (DESCO) representado por Molvina Zeballos, Carola Tello y Eduardo Toche.

Por si fuera poco, está involucrada la opositora venezolana María Mercedes de Freitas, de la organización “Transparencia Venezuela”; todos, coordinados por el Departamento de Estado, en una primera instancia por Nicholas Miller -quien actualmente desempeña otras funciones–, presumiblemente reemplazado por la funcionaria Kathreen Duffin.

Claro que Freedom House ha tratado de mantener un bajo perfil en este proyecto, por lo cual le asignaron el seudónimo “Cafe” a su organización para las comunicaciones con los cubanos entrenados. ¿Por qué ocultar su relación con esto? Quizá es el temor a que este proyecto falle, como tantos otros fabricados desde el gobierno de Estados Unidos para intentar una subversión en Cuba.

Para esta iniciativa del Departamento de Estado, trabajan en la División LAC de Freedom House: Alejandra P. Argueta, Tony Pérez, pablo Viera, Elisa López, Alexander Brockwehl y Paloma Rivera, quienes se mantienen en contacto con los cubanos entrenados en el Proyecto PASCA, al igual que la directora de la Redlad, Gina Romero.

El equipo de la Redlad lo componen también Brian Alvarado Pino, asesor de comunicaciones. Yolima Apolonia García Jaramillo, especialista en diseño. Hans Tippenhauer, representante de la organización y del Proyecto PASCA en el Caribe y asistente del ex presidente de Haití, Michel Martelly. Luis Angel Roa Zambrano y Cindi García, coordinadores de proyectos. Y Rosa Quintana, coordinadora general.

Hay que recordar que el propósito de todo esto es meter a estos personajes a hablar mal de Cuba en la Cumbre de las Américas ¿Cómo pretenden hacerlo? Quizá esto es lo más triste de la historia pues han logrado doblegar a la Cancillería de Perú para tales propósitos, a través del Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo (DESCO) representado por Molvina Zeballos, Carola Tello y Eduardo Toche.

Por si fuera poco, está involucrada la opositora venezolana María Mercedes de Freitas, de la organización “Transparencia Venezuela”; todos, coordinados por el Departamento de Estado, en una primera instancia por Nicholas Miller -quien actualmente desempeña otras funciones–, presumiblemente reemplazado por la funcionaria Kathreen Duffin.

Claro que Freedom House ha tratado de mantener un bajo perfil en este proyecto, por lo cual le asignaron el seudónimo “Cafe” a su organización para las comunicaciones con los cubanos entrenados. ¿Por qué ocultar su relación con esto? Quizá es el temor a que este proyecto falle, como tantos otros fabricados desde el gobierno de Estados Unidos para intentar una subversión en Cuba.

Blog: www.buitresenlaciudad.press