Presidente cubano rinde honores a Fidel Castro

2018-06-21 12:37:00 / web@radiorebelde.icrt.cu / Angélica Paredes López

Ante la piedra que guarda toda la gloria del mundo
Fotos de Estudio Revolución.

Santiago de Cuba.- Con una flor blanca en la mano, denominada cala, que florece en la Sierra Maestra, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, rindió tributo a Fidel ante el monolito que atesora toda la gloria del mundo.

Frente a la piedra, Díaz-Canel saludó al líder de la Revolución como lo hace un soldado ante su invencible Comandante en Jefe.

Ante la piedra que guarda toda la gloria del mundo

En el Cementerio Patrimonial Santa Ifigenia solo se escucha el silencio. Del edificio administrativo salen marchando los jóvenes soldados, muchachas y muchachos, luciendo una marcialidad impecable.

Ellos atraviesan el Altar de la Patria y el relevo de la Guardia de Honor se realiza de manera simultánea en los sitios sagrados donde reposan Fidel, Martí, Céspedes y Mariana Grajales.

Se escucha el toque de la corneta con las notas del Himno que en Santiago movilizó para el combate hace casi 65 años.

Al concluir la ceremonia, bajo el sol abrasador de la tierra santiaguera, el presidente cubano comienza rindiendo tributo al Comandante en Jefe, frente a la roca extraída de un sitio próximo a la Gran Piedra, que guarda la urna de cedro con las cenizas de Fidel.

Cada detalle en ese sitio solemne encierra un significado. Por eso, a escasos metros se lee en letras doradas el concepto de Revolución, emitido por Fidel en el año 2000, un mandato para todos los tiempos.

OFRECE INGNACIO RAMONET DETALLES DE LA IV EDICIÓN DE SU LIBRO CIEN HORAS CON FIDEL.

Texto y fotos: Carlos Sanabia Marrero.

En compañía del Comandante en Jefe Fidel Castro, el catedrático y periodista español Ignacio Ramonet, visitó por primera vez el cementerio “Santa Ifigenia”, de Santiago de Cuba, donde rindió homenaje a nuestro Héroe Nacional José Martí.

Por segunda vez, lo hizo éste 13 de mayo en ocasión de asistir a la última jornada de la XXVII Feria Internacional del Libro y se detuvo ante la piedra que guarda las cenizas del Máximo Líder de la Revolución, portando la IV Edición de su libro Cien horas con Fidel.

Tras el tributo al Eterno Comandante, Ramonet ofreció a Radio Rebelde detalles de la última edición que acaba de presentar en varias provincias cubanas:

“Esta Cuarta Edición es como siempre un homenaje a Fidel y recoge no sólo todo el texto que ha sido revisado, limpiado, sino también, tiene textos nuevos con la última entrevista que le hice a Fidel en 2013; tiene una introducción nueva con nuevas consideraciones y mantiene todas las introducciones que hubo en las precedentes ediciones…

“Se presenta así, agregó, como un material ya definitivo de trabajo porque hay una cronología de la vida de Fidel muy completa, una cronología de los acontecimientos internacionales que ocurrieron a lo largo de su vida, cómo se articula la vida de Fidel, digamos el itinerario de la Revolución Cubana y por otra parte, hay un índice de nombres con un bibliografía muy completa, más que las precedentes…

Con ello quiero decir, que es un libro de trabajo para periodistas, estudiantes, historiadores, es como quiso el Comandante cuando lo revisó con tanta intensidad y minuciosidad. Es pues, un libro al que tendrá que recurrir cualquier historiador del futuro que quiera tratar de reconstruir la vida y el pensamiento de Fidel Castro”.

En el homenaje a Fidel el periodista español radicado en Francia, estuvo acompañado por el Ministro de Cultura Abel Prieto Jiménez y el vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, Luis Morlote.

Más de un millón de personas han rendido tributo a Fidel en Santa Ifigenia desde 2016

Por: Eduardo Palomares Calderón

Cientos de visitantes acuden diariamente a rendirle homenaje a Fidel. Foto: Eduardo Palomares/ Granma.

La piedra pulida que inmortaliza su nombre es un punto de llegada y partida. Ese instante de solemnidad genera un golpe a la conciencia, y al torrente sanguíneo otra señal de que quien descansa es el padre y el amigo, el paradigma de hombre que soñó para todos un mundo mejor.

Las cifras facilitadas a Granma por los responsables de registrar diariamente el acceso son ilustrativas. Hasta allí, hasta la roca monumento en el cementerio patrimonial Santa Ifigenia, habían llegado a rendirle tributo hasta el pasado lunes exactamente ­­1 008 392 hombres, mujeres y niños –838 288 nacionales y 170 104 extranjeros–, quienes ya lo llevaban en sus mentes, y se marcharon con él palpitando en el corazón.

Pero lo verdaderamente importante no se registra, y son los gestos, las flores que lo acompañan, el “¡Gracias, Fidel!”, las no pocas lágrimas, el diálogo íntimo. Son también las no pocas ofrendas en cartas personales, poemas, banderas, un puñado de tierra allende los mares, y, en el caso de los santiagueros, el compromiso de honrarlo con realizaciones concretas.

Según la estadística, Alemania, Italia, Francia, España y Estados Unidos, encabezan la alta relación de naciones de procedencia de los visitantes, mientras que de la Isla no ha quedado un solo rincón sin su presencia, como expresión fehaciente de que realmente toda Cuba es Fidel.

“…Fue ejemplo no solo para la lucha revolucionaria de América, sino del mundo entero”, dijo junto al simbólico grano de maíz el expresidente ecuatoriano Rafael Correa. “Para mí es de mucha emoción estar aquí junto a mi amigo”, manifestó el teólogo brasileño Frei Betto, y el luchador independentista puertorriqueño Óscar López Rivera confesó: “Espero que me dé la fuerza para seguir luchando hasta el último suspiro”.

Desde el 10 de octubre último, aniversario 149 del inicio de nuestras luchas independentistas, en el área patrimonial central que compartía con el Héroe Nacional José Martí, se unieron también el insigne Carlos Manuel de Céspedes, y la imprescindible Mariana Grajales, como en una línea avanzada de combate por la patria.

(Tomado de Granma)

La voluntad de este pueblo de continuar su historia

La escultura de Mariana Grajales creada por Alberto Lescay. Foto: Eduardo Palomares
Monumento funerario de la madre de los Maceo. Foto: Eduardo Palomares
El Héroe Nacional José Martí descansa en este conjunto funerario; allí sus restos reposan en una urna situada sobre tierra de todos los países de Nuestra América y que está coronada por una bandera cubana. Foto: Eduardo Palomares
El Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, líder histórico de la Revolución, se unió para siempre a esta pléyade de héroes el 4 de diciembre del 2016. Foto: Eduardo Palomares

La escultura de Mariana Grajales creada por Alberto Lescay. Foto: Eduardo Palomares
Monumento funerario de la madre de los Maceo. Foto: Eduardo Palomares
El Héroe Nacional José Martí descansa en este conjunto funerario; allí sus restos reposan en una urna situada sobre tierra de todos los países de Nuestra América y que está coronada por una bandera cubana. Foto: Eduardo Palomares
El Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, líder histórico de la Revolución, se unió para siempre a esta pléyade de héroes el 4 de diciembre del 2016. Foto: Eduardo Palomares