Embajada de EEUU en La Habana organizó “reunión secreta” en apoyo a show anticubano en ONU

Por M. H. Lagarde
Sin temor a poner en peligro, por aquello de los supuestos “ataques acústicos”,  la salud de sus mercenarios, este martes, la embajada de Estados Unidos en La Habana, acogió en su sede a treinta contrarrevolucionarios para que presenciaran y debatieran, vía videoconferencia, la llamada campaña “JailedforWhat?” (Encarcelado ¿para qué?) presentada por Kelley E. Currie, representante estadounidense en el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas, en Nueva York.
Al mediodía, y luego de arribar de forma escalonada a la sede diplomática, y de que se le retiraran los teléfonos celulares,  los participantes  recibieron como bienvenida, en el Eagle Bar, un refrigerio consistente en un pomo de refresco per capita, pasteles, tostadas pequeñas y café. Cuota alimenticia, que según testigos aseguraron a Cambios en Cuba, no cumplió con las expectativas de algunos de los comensales, quienes compartieron criterios negativos al respecto.
Acto seguido, los contrarrevolucionarios al servicio de EEUU, participaron en  la presentación de la  campaña “JailedforWhat?”, así como de otros audiovisuales de intervenciones de diplomáticos estadounidenses respecto a las presuntas violaciones de los DD.HH en Cuba y la declaración del Secretario General de la OEA, Luis Almagro Lemes.
Al finalizar cada intervención de los estadounidenses en la ONU, los diplomáticos de la EmbUSA, aplaudieron con euforia, entusiasmo que no fue compartido por Anay Remón García, colaboradora del sitio contrarrevolucionario CUBANET, Jorge Enrique Rodríguez Camejo, de la plataforma digital anticubana Diario de Cuba, Omara Ruiz Urquiola y Ariel Ruiz,  quienes expresaron de forma extra verbal su discrepancia con los criterios expresados.
De igual forma, debe destacarse la indisciplina mostrada por los participantes, quienes a la par de las intervenciones, generaron comentarios en voz alta por lo que los moderadores debieron restablecer el orden en varias ocasiones.
No quedó del todo claro si las “discrepancias” fueron motivadas por la  ausencia del servicio de traducción durante la videoconferencia y el poco dominio del inglés de la mayor parte de los convocados.
Al culminar la transmisión, se inició el debate entre los presentes, bajo la moderación del Primer Secretario Político Económico de esa misión, Todd Henderson y de la Asistente de la Oficina de Diplomacia Pública, Mónica Fernández Salina.
Como era de esperarse en tal escenario, los contrarrevolucionarios  se proyectaron en apoyo a la campaña orquestada por los Estados Unidos en la ONU contra Cuba y agradecieron el apoyo del Gobierno estadounidense a sus actividades.
La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler Fernández, reiteró su agradecimiento al Gobierno de los EE.UU, por el “apoyo” por la libertad de los presuntos presos políticos y a la libertad de expresión en Cuba, aunque sus criterios fueron cuestionados públicamente por la vocera de CUBANET, Anay Remón García, quien en su intervención, aludió a la presunta censura en los EE.UU de los “voceros” que intentaron brindarle cobertura a la reciente visita del Presidente cubano a ese país.
Por su parte, Jorge Enrique Rodríguez Camejo, de Diario de Cuba, “reconoció” el respeto en los EE.UU a la libertad de expresión y el mercenario Antonio González-Rodiles Fernández, de Estado de SATS, informó que dedicaría un capítulo en su programa “Libertad y Punto” a lo acontecido en la actividad.
Ailer González Mena,  (Estado de SATS), manifestó que el Gobierno de los EE.UU debía arreciar su política contra Cuba, mientras Remón García consideró que se debía especificar, “si el recrudecimiento que exigía era contra el pueblo o contra el Gobierno cubano, pues la población no tenía culpa”.
La controvertida aclaración obligó al Primer Secretario Político Económico y moderador del debate, Todd Henderson, a intervenir.
Como buena defensora de la “libertad de expresión”, la Asistente de la Oficina de Diplomacia Pública de la Embajada, y en este caso también moderadora, Mónica Fernández Salinas, les trasladó a los presentes que, una vez que confeccionaran los artículos para sus respectivas publicaciones, debían omitir en sus citas las palabras de Todd Henderson, así  como no hacer públicos los nombres de los presentes, recalcando de ese modo el carácter “confidencial” de la actividad.
Vale destacar que en la reunión “secreta”, en la que tanto se exhaltó a “la libertad de expresión”, no fue mostrada, durante la videoconferencia, la contundente respuesta de los diplomáticos cubanos y de otros países, al show montado por el gobierno estadounidense en la ONU a solo semanas de la votación contra el bloqueo de EEUU contra Cuba en la Asamblea General.
Estados Unidos retiró en septiembre del 2017, con el pretexto de ser víctimas de falsos ataques acústicos, a la mayoría del personal de su Embajada en La Habana y mantiene paralizados desde entonces los servicios consulares para los cubanos, lo cual afecta a miles de familias en uno y otro lado del Estrecho de la Florida.
Sin embargo, en franca violación a la Convención de Viena, el reducido número de ellos que todavía permanece en esa misión diplomática, calificada por la actual administración de lugar donde “se experimentan circunstancias extraordinarias”, al parecer han vuelto a la ordinaria política, practicada durante muchos años en la antigua Oficina de Intereses (SINA) en La Habana, de alentar la subversión contra Cuba.
La lista “secreta” de los algunos de los participantes
Berta de los Ángeles Soler Fernández
María Cristina Labrada Varona
Ángel Juan Moya AcostaNancy
Alfaya Hernández
Jorge Olivera Castillo
Félix Navarro Rodríguez
Jorge Enrique Rodríguez Camejo
Oscar Elías Biscet González
Elsa Morejón Hernández
René Lázaro López Benítez
Aimé de las Mercedes Cabrera Álvarez
Hildebrando Chaviano Montes
Susana Teresa Mas Iglesias
Ángel Luis Santiesteban Prat
Iván Hernández Carrillo
René Lozano López
Martha Beatriz Roque Cabello
Antonio Enrique González Rodiles Fernández
Ailer González Mena
Héctor Fernando Maseda Gutiérrez
Manuel Silvestre Cuesta Morúa
René Jesús Gómez Manzano
Omara Isabel Ruiz Urquiola
Héctor Fernández Benítez
Amaury Pacheco del Monte
Iris Ruiz Hernández
Ariel Ruiz Urquiola
Anay Remón García
Blog  Cambios en Cuba

Evalúa Estados Unidos situación de su Embajada en Cuba

2018-02-28 07:00:07 / web@radiorebelde.icrt.cu

Evalúa Estados Unidos situación de su Embajada en Cuba

La Agencia Prensa Latina publica que el Departamento norteamericano de Estado continúa en conversaciones, debates y deliberaciones sobre la situación de su Embajada en Cuba, afirmó la vocera, Heather Nauert.

El 29 de septiembre pasado la agencia federal anunció la retirada de más de la mitad de su personal en esa sede diplomática, como respuesta a incidentes de salud reportados por sus funcionarios acerca de los cuales hasta ahora no hay resultados concluyentes.

Interrogada este martes en su conferencia de prensa diaria sobre si Estados Unidos ha decido reponer a sus diplomáticos en La Habana, Nauert respondió que deben determinar si las condiciones sobre el terreno justifican que se levante el estado actual. Recordó que este asunto se analiza cada 30 días, y la próxima vez para hacerlo es el 4 de marzo venidero.

En las revisiones, el Departamento evalúa varios factores para determinar si queremos tener más empleados y colegas de regreso en la Embajada en Cuba, expresó. Según la vocera, todavía no han tomado una decisión al respecto, pero la darán a conocer para la mencionada fecha.

En agosto último, la prensa norteamericana difundió que diplomáticos de su país en la Embajada en La Habana reportaron una serie de incidentes de salud que obligaron a su salida de la isla y a la evaluación por parte de personal médico en Estados Unidos.

Aunque en un primer momento el Departamento de Estado se refirió al hecho como incidentes de salud, luego también comenzó a emplear el término de ataques, pese a reconocer que los investigadores encargados de analizar el tema no habían podido llegar a conclusiones sobre qué provocó los problemas de salud.

Aunque Cuba manifestó repetidamente no tener responsabilidad en los hechos, el 29 de septiembre se dio la noticia sobre el personal en La Habana y el 3 de octubre la administración norteamericana expulsó a 17 diplomáticos cubanos de Washington DC.

La semana pasada, una delegación bicameral de congresistas demócratas de visita en La Habana, encabezada por el senador Patrick Leahy por Vermont, cuestionó esas decisiones.