Razones para seguir al presidente Miguel Díaz-Canel

1. Habla en la ONU el presidente Miguel Díaz-Canel y pasa en mi casa, por delante de mi televisor un joven, que por precisamente su juventud, lleva de política solo la inmediatez y en el tuétano cambiar todo lo que debe ser cambiado. “Me cuadra cómo habla ese tipo” dijo al paso, montó en su bicicleta y siguió.

2. La elegancia y la facundia es algo que arroba a la gente de Cuba, pero tales atributos no serían nada si estuviesen ausentes de contenido o de sinceridad. Le pregunto a otro joven lo qué observa en él y la respuesta es: “se ve que está trabajando. Habla poco, hace, y no hace promesas que no puede cumplir”. En otras palabras, la demagogia no cabe en un dirigente de la Revolución. Pero, aprecia las cosas que se hacen con gusto y compromiso. De sus primeros pasos dirigiendo en Villa Clara le recordamos desarrollando su pensamiento acerca de “la cultura del detalle”, que en esencia es desbancar a los burócratas del hecho cotidiano.

3. Está intensamente donde debe estar y el pueblo le espera al tanto de todo. Con pocos días en la presidencia se produjo el lamentable accidente de un avión el 18 de mayo de 2018 y fue de los primeros en llegar al lugar de la tragedia y dar declaraciones a la prensa. No bien pasó el último ciclón por la región occidental del archipiélago cubano, se presentó con sus ministros en los distintos lugares, y antes había realizado una video-conferencia con las autoridades locales.

4. Mientras anda por un mercado en Santa Clara como parte de un recorrido de trabajo con su tren ministerial, un hombre le dice. “Lo felicito Presidente…” Insiste y con rapidez y decencia el Presidente le contesta: “Hacemos lo que nos enseñaron Fidel y Raúl” caminado hacia otras personas conocidas y desconocidas de su ciudad y la provincia que dirigió por diez años. La sonrisa es amplia y auténtica. Mira a los ojos de sus interlocutores. Y en Camagüey exalta las virtudes de los agramontinos y remata con que: “Tenemos que hacer más”.

5. La dirección colegiada es su estilo. Le gusta escuchar propuestas y opiniones. Hace tiempo que repite “ninguno de nosotros solo sabe más que todos juntos”. Con Díaz-Canel son visibles sus ministros fuera de sus gabinetes y comienzan a trabajar en distintos territorios dando voz a gente en sus labores. “Los ministros tienen que hablar a la prensa” ha indicado. Tiene que ser así pues sabe de problemas de la comunicación social y política, al tiempo que él practica el constante diálogo con los implicados en cualquier asunto.

6. Ingeniero de profesión aprendió que la solución de asuntos complejos es holística. Una sociedad en trasformación perfectiva como la cubana de hoy tiene choques de contradicciones y viejos vicios, que requieren ingeniosidad y rescatar buenas prácticas. Dicen que llueve la correspondencia de ciudadanos en su oficina y responde para destrabar asuntos a la vez que exige respuestas para la gente.

7. Sabe muy bien que el bloqueo y la hostilidad de Estados Unidos nos daña, pero aplica que no hay que victimizarse, sino trabajar como saben los cubanos y buscar fórmulas creativas. De ahí su insistencia en cada visita de chequeo ministerial en apresurar procesos de sustitución de importaciones y exportar en cada lugar que ve la potencialidad, como ha sido en Ciego de Ávila en la empresa agrícola Ceballos, en la cual el Ministro de la Inversión Extranjera vio de cerca y pudo proponer soluciones.

8. Díaz, como se le dice en Villa Clara, un socialista convencido, enseñó a los villaclareños la dimensión de ser custodios de los restos del Comandante Ernesto Guevara y sus compañeros de lucha. Y, si para Fidel, eran un destacamento de refuerzo, para el Presidente es honrarles con resultados del trabajo creador que ennoblece. Pero, al imperialismo “ni tantico así” como dijera el Che. De ahí su advertencia: Todo el que nos proponga una solución desde la perspectiva de negar nuestra identidad, y que hagamos borrón y cuenta nueva a la historia, tiene una intención muy perversa contra la Revolución Cubana.

9. El Presidente es un hombre disciplinado pero no tiene miedo en el cumplimiento de su deber. Viví el día 18 de octubre de 1996 un momento dramático en mis funciones de reportera. El huracán Lili había tocado tierra en el sur de Matanzas. Los meteorólogos esperaban su salida al Norte, pero a media mañana se reportaron rachas en Santo Domingo y en Cruces, lo que indicaba trayectoria hacia Villa Clara, Cienfuegos y Sancti Spíritus. Con esta información Díaz-Canel no miró a otro lado ni pidió orientaciones. Con agilidad mental golpeo la mesa de trabajo y su orden retumbó: ¡Alarma ciclónica para Villa Clara! Reportaba yo entonces para Radio Reloj y debí insistir ante la incredulidad de los redactores. Esa decisión salvó vidas y bienes.

10. En sus desvelos está la informatización de la sociedad. Hoy tiene cumplida su promesa de incorporarse a Twitter. Molesta a los enemigos su consecuencia #SomosCuba #SomosContinuidad #NoMásBloqueo, pero la etiqueta (hashtag) #YoSigoAMiPresidente la tienen que admitir porque Díaz-Canel la ha ganado por derecho propio.

11. Las dificultades para Cuba bloqueada por Estados Unidos son inmensas, sin embargo ni a Díaz-Canel, ni al Partido ni al pueblo, faltan el entusiasmo, las ganas de vencer y conseguir el socialismo democrático, próspero y sustentable, que entró en el ideario colectivo.

Post scríptum: Si alguien se equivoca con el presidente de Cuba Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, debe saber que en familia y coloquial, con ese gesto tan cubano de las manos giran hacia adentro y se elevan, suele decir como los niños que juegan en las calles: “Yo no me quedo da’o”. Vale para las agresiones en que el imperio no ceja.

Norelys Morales Aguilera

Miguel Díaz-Canel recibe a Nicolás Maduro en el Palacio de la Revolución de la Habana ( Fotos)

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, recibió  en el Palacio de la Revolución a su homólogo venezolano, Nicolás Maduro Moros, en el primer acto oficial del jefe de Estado cubano tras su toma de posesión el 19 de abril.

En la ceremonia, los mandatarios entonaron los himnos de Cuba y Venezuela, pasaron revista a la Guardia de Honor e intercambiaron saludos con los miembros de ambas delegaciones. Seguidamente, sostuvieron conversaciones oficiales.

“Venimos a renovar la esperanza, a renovar los sueños y apuntar hacia el futuro, sobre todo, a visualizar 10 años adelante”, dijo el presidente de la República Bolivariana de Venezuela a la prensa, minutos antes del encuentro, tras rendir honores al Héroe Nacional José Martí, como primera actividad de su visita oficial.

Maduro aseguró que está en Cuba para concertar entre naciones hermanas “qué más se puede hacer, qué más es necesario hacer por nuestros pueblos, por América Latina y el Caribe, para echar bases profundas e indestructibles de la unión política, espiritual, moral y sobre todo económica, que es la que va a cimentar la unión verdadera”.

“La independencia y la liberación del siglo XXI va a descansar sobre la posibilidad que nosotros construyamos una unión poderosa en lo económico. Y a eso vamos a apuntar con el compañero presidente Miguel Díaz-Canel y con el compañero Raúl, que sigue al frente en la vanguardia, dirigiendo la batalla, y con Cuba”, recalcó Nicolás Maduro, quien vestía un elegante liquiliqui azul oscuro, traje tradicional venezolano.

Este sábado, Nicolás Maduro depositó una ofrenda floral ante el monumento al Apóstol, ubicado en la histórica Plaza de la Revolución, junto a Cilia Flores, primera combatiente de la nación bolivariana. Y ascendió al mirador del Memorial, el punto más alto de La Habana, desde donde pudo divisar la “inmensidad” de la ciudad que hoy lo acoge.

En el recibimiento oficial, al presidente venezolano lo acompañaron además  Elías Jaua, ministro de Educación, y el canciller Jorge Arreaza. Por la parte cubana estuvieron presentes Bruno Rodríguez Parilla y Rogelio Sierra Díaz, ministro y viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, respectivamente. Así como Rogelio Polanco Fuentes y Alí Rodríguez Araque, embajadores en ambas naciones.

Maduro, quien llegó a La Habana en la noche del viernes, ha viajado a la Isla en visita oficial para felicitar a Díaz-Canel por su elección —primer saludo personal de un mandatario que recibe el Presidente cubano—, “darle un gran abrazo al hermano mayor” Raúl Castro y ratificar la alianza entre Cuba y Venezuela.

Raúl Castro: El Partido Comunista continuará apoyando al nuevo Presidente

Asamblea.
Foto: Irene Pérez

El General de Ejército comienza su discurso de clausura de esta sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba rememorando la victoria de Cuba durante la invasión mercenaria por Playa Girón. Ese momento revistió una gran importancia, en especial cuando Fidel declaró el carácter socialista de la Revolución, destacó.

También señaló lo oportuno de reconocer el trabajo desarrollado por las comisiones electorales y de candidaturas a todas las instancias, así como del conjunto de instituciones que colaboraron para el buen desempeño de las elecciones. Igualmente felicitó las elecciones de la Asamblea Nacional para el Consejo de Estado del país.

MIGUEL DÍAZ-CANEL

Acerca de Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, nuevo presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, destacó su labor como ingeniero, y su trabajo como oficial de las FAR. Luego se le propuso como cuadro profesional de la Unión de Jóvenes Comunistas, desde donde ascendió paulatinamente hasta alcanzar su promoción como cuadro profesional del Partido.

Señaló que Díaz, durante el Periodo Especial y coincidiendo con la etapa más aguda, fue miembro del Comité Provincial del Partido en Villa Clara, donde estuvo nueve años. Luego pasó seis años en Holguín.

«El nació en Villa Clara, donde estuvo bastante, pues era un territorio que conocía bien; y fue después de eso que se le envió a una de las provincias grandes de oriente, Holguín, como hicimos con más de una docena de jóvenes, la mayoría de los cuales llegaron al Buró Político, pero no logramos materializar su preparación.  Fue el único sobreviviente, diría yo, exageradamente», cuenta Raúl.

Destacó también que es miembro del Comité Central desde 1991 y fue promovido al Buró Político hace 15 años. Cumplió misión en Nicaragua y se graduó del Colegio de Defensa Nacional. En 2009 se le nombró Ministro de Educación. Hace 5 años resultó elegido Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; y desde entonces «un grupo de miembros del Buró Político teníamos la sensación de que habíamos dado en el clavo», dijo en referencia a las aptitudes del Díaz para asumir el cargo actual, como base del cual destacó su trabajo como responsable en la esfera ideológica del Comité Central del Partido.

Hablando con el compañero Machado le decía que nosotros somos los que nos tenemos que criticar, porque no garantizamos mejor la preparación de esos compañeros para que ocuparan altos cargos en instancias del partido y el gobierno. Yo le decía que, con 15 años, [Díaz-Canel] pudo haber pasado a 3 años por 5 provincias del país, para que las conociera más profundamente. Entonces, hay que prestarle más atención a la preparación de los cuadros, señaló el General.

Inmediatamente Raúl señaló que la elección de Díaz-Canel ahora no es casualidad: «por su preparación es el mejor y sabemos que por su dedicación tendrá éxito absoluto en la tarea que le ha encomendado nuestro órgano supremo del Poder Popular».

El compañero Díaz-Canel no es un improvisado, a lo largo de los años ha demostrado capacidad de trabajo, solidez ideológica y compromiso hacia la Revolución. Su crecimiento no ha sido fruto de apresuramientos. Su caso no ha sido como otros, donde cometimos el error de acelerar el proceso, puntulizó.

Foto: Juvenal Balán

EL NUEVO CONSEJO DE ESTADO

Al referirse a la composición del Consejo de Estado recién electo, Raúl habló sobre Salvador Valdés Mesa, de quien destacó la intensa trayectoria de servicio a la Revolución y como el triunfo de 1959 lo sorprendió trabajando en una granja agrícola. Formó parte de los jóvenes que participaron en la constitución de la Unión de Jóvenes Comunistas, de la cual llegó a ser Secretario General; y participó en la construcción del Partido Unido de la Revolución Socialista en varias zonas de Camagüey.

En 1995 fue designado Ministro de Trabajo y Seguridad Social. Ascendió paulatinamente hasta convertirse en Secretario General de la Central de Trabajadores de Cuba, donde estuvo hasta 2013, cuando fue elegido Vicepresidente del Consejo de Estado. Es miembro del Comité Central desde 1991 y de su Buró Político hace 10 años.

Sobre Machado, a quien lo unen más de 60 años de lucha revolucionaria, solo dijo que constituye un ejemplo de modestia y entrega sin límites al trabajo. «Aunque es un poco cascarrabias como conocen muchos de ustedes», dijo entre sonrisas y agregó que «en lo adelante concentrará sus esfuerzos como Segundo Secretario del Comité Central».

Mención aparte mereció Mercedes López Acea, quien después de una encomiable labor de 8 años, como miembro del Buró Político y al frente del PCC en La Habana, anunció que pasaría próximamente a ocupar nuevas funciones.

DIVERSIDAD EN LOS CARGOS POLITICOS Y DE GOBIERNO

El Consejo de Estado reflejó un 42% de renovación y una representación femenina del 48,4%, ambos datos fueron destacados por el Primer Secretario del Comité Central del Partido, quien llamó a no retroceder ni un milímetro en el esfuerzo porque las mujeres, los jóvenes y las personas de color ocupen puestos decisorios en la vida de la nación.

«Esta Asamblea es un ejemplo, veamos el expediente de cada uno de ellos, pero costó trabajo. Por eso no podemos retroceder ni un milímetro; y es un tema que no podemos dejar a la libre espontaneidad».

Igualmente destacó como se ha rejuvenecido el Parlamento cubano, donde disminuyó la edad promedio. «Han pasado los años, y no nos damos cuenta. Tres mujeres fueron elegidas vicepresidentas del Consejo de Estado, dos de ellas negras y no por su color de piel sino por sus cualidades; y esto forma parte de lo adoptado en el Congreso del Partido sobre la política de cuadros».

«Corresponde al Partido, el Estado y el Gobierno cumplir y hacer cumplir con la debida intencionalidad la promoción de jóvenes, mujeres, y mestizos, a los cargos que garanticen la cantera de la revolución, sin repetir los errores ya vividos», señaló.

Saludó la ratificación de la presidencia de la Asamblea Nacional, y la propuesta de Díaz-Canel, según permite la Constitución, para que se dé a conocer el Consejo de Ministros en la próxima sesión de la Asamblea, que tendrá lugar en julio, pues eso permitirá contar con un tiempo prudente los movimientos de cuadros a realizar.

Foto: Juvenal Balán

«En lo que a mí se refiere, me continuaré desempeñando como Primer Secretario del Comité Central del PCC, en lo que es mi segundo y último mandato, que termina en el 2021, cuando terminaremos el traspaso a las nuevas generaciones. A partir de entonces, seré un soldado más junto al pueblo defendiendo a esta Revolución».

«Para que no quede la menor duda, deseo enfatizar que el PCC, en la figura de su Primer Secretario, continuarán apoyando al presidente», agregó el General.

«Sentimos junto al pueblo una honda satisfacción por la obra de la Revolución, y nos embarga la felicidad y confianza de ver con nuestros propios ojos la transferencia a las nuevas generaciones de la misión de defender de esta obra», resaltó.

LA JUVENTUD CUBANA EN EL CENTRO

Sobre las nuevas generaciones, alertó que una de las permanentes apuestas del enemigo es penetrar, confundir y alejar a la juventud de los ideales de la obra y la cultura revolucionaria llevándolos hacia la mercantilización de los sentimientos y el desapego hacia la ética, la solidaridad y el sentido del deber.

LA NUEVA CONSTITUCIÓN

La actualización de la Constitución de la República fue objeto del discurso del General de Ejército, hizo referencia a que los cambios que se introducirán en la misma serán sometidos a un referéndum público.

«Adelanto —aclaró— que en la próxima constitución no habrá cambios en el objetivo estratégico del Partido, el cual nuestro pueblo apoyará como en el año 1976». Ese año los cubanos votaron a favor de la Carta Magna actual con un 98 % de apoyo.

Puntualizó que en el Pleno del Comité Central realizado en marzo de este año, se analizó el estado económico y social de la nación.  La nueva constitución se nos ha atrasado —aclaró— debido a que no están resueltos los problemas principales del país, porque no se logró la participación de los organismos desde la base para la adecuada implementación de las políticas adoptadas.

Nunca nos hicimos ilusiones de que sería un proceso corto y fácil, pues sus dimensiones alcanzaban todos los sectores de la sociedad, y debíamos vencer el igualitarismo y sus secuelas negativas en la economía nacional, agregó.

Durante el V Pleno del Comité Central de Partido se expuso la necesidad de reformar la constitución de acuerdo con lo acontecido en el orden político y social. Por eso, Raúl informó que, en su próxima sesión, la Asamblea Nacional creará una comisión de diputados que presentará un texto que luego debatirán los diputados y el pueblo.

LA VIDA ECONÓMICA NACIONAL

En el caso del contexto socioeconómico de la nación, aseguró que proseguirá el experimento de las cooperativas no agropecuarias y con respecto a la dualidad monetaria refirió que continúa dando serios dolores de cabeza, así como la necesidad de una reforma salarial. También hizo hincapié en la necesidad de una política de comunicación coherente.

Recordó también las difíciles circunstancias en que se ha debido desarrollar la economía del país, y los cuantiosos daños provocados por la intensa sequía de los últimos 3 años y los recientes huracanes que afectaron a la mayor parte del país.

En lo referido a la deuda externa, remarcó que se ha trabajado en una renegociación, lo que ha ayudado en liberar a las nuevas generaciones de una espada de Damocles y a la consecuente restitución del prestigio crediticio del país. El General de Ejército felicitó por su actuación en ese proceso al Ministro de Economía, Ricardo Cabrisas.

Hizo además un llamado al ahorro de recursos, alegando que solemos pedir demasiado, por lo que hay que planificar mejor.

«Defender la unidad, resistir y resistir, ese es el deber de los revolucionarios», dijo.

VIII CUMBRE DE LAS AMÉRICAS

En cuanto a temas de política exterior, el General de Ejército no pudo dejar de referirse a la VIII Cumbre de las Américas, que estuvo marcada por la actitud neo hegemónica de Estados Unidos, cuyo compromiso con la Doctrina Monroe fue ratificado, en especial con la exclusión de Venezuela de ese evento internacional.

Se sabía que montarían un espectáculo, y Cuba fue a Lima con derecho propio y la frente en alta, lo cual confirma la determinación de los cubanos de defender sus principios y sus valores. La delegación cubana junto a la de Bolivia y otros países, impidieron que se mostrara un frente único contra Venezuela. Mientras que las intervenciones de nuestro canciller, en nombre del gobierno y pueblo cubano, constituyeron una digna respuesta contra los contenidos del injerencista discurso del Vicepresidente de Estados Unidos, destacó Raúl.

«Los integrantes de la sociedad civil defendieron con bríos la voz de Cuba y de los pueblos de América. Aprovecho la oportunidad para felicitar a todos los integrantes de la delegación cubana que participaron en este evento», dijo.

El General de Ejército subrayó el compromiso de Cuba con el ALBA pues somos la región de mundo de mayor desigualdad en la distribución de la riqueza, y la brecha entre ricos y pobres es enorme y creciente pese a los esfuerzos realizados en las pasadas décadas, cuando los gobiernos progresistas impulsaron políticas para mitigar este mal, señaló.

Igualmente denunció el arbitrario e injusto encarcelamiento de lula, cuya libertad reclamamos, y rechazó las acusaciones sobre violaciones de derechos humanos en Cuba. Resaltó las relaciones diplomáticas con la Unión Europea y el avance de los vínculos con China.

«En apenas 11 días nuestro pueblo todo marchará unido por nuestras calles y plazas conmemorando el Día Internacional del Trabajo y mostrando el apoyo mayoritario de los cubanos al Partido y su Revolución. Y aunque tenía el compromiso de estar en otra provincia, he decidido, por su importancia, acompañar al Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros en ese momento. Luego visitaré a otras proveniencias, porque se supone que tendré menos trabajo», concluyó entre sonrisas y aplausos.

Miguel Díaz-Canel: Electo Presidente de la República de Cuba

2018-04-19 09:26:02 / web@radiorebelde.icrt.cu

Miguel Díaz-Canel: Electo Presidente de la República de Cuba
Miguel Díaz-Canel Bermúdez resultó el Presidente del Consejo de Estado de la República de Cuba, en las votaciones efectuadas este miércoles durante la sesión constitutiva de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP).Reunidos en el Palacio de Convenciones de La Habana, Alina Balseiro Gutiérrez, presidenta de la Comisión Electoral Nacional (CEN), dio a conocer hoy a los legislativos los resultados del escrutinio de las 604 boletas emitidas, las que respaldaron con un 99, 83 de los votos válidos expuestos la elección de Díaz-Canel Bermúdez.

De la totalidad de los electores, 602 votaron por todos, mientras dos lo hicieron de forma selectiva, argumentó la titular.

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

 

En manos del nuevo Presidente del Consejo de Estado recaerá también la jefatura del Gobierno, tal y como establece el texto constitucional cubano.Para conformar el proyecto de candidaturas aprobado unánimemente este miércoles por los diputados, se dijo que se tuvo en cuenta la voluntad manifiesta de Raúl Castro Ruz, quien en la pasada sesión de la ANPP, en diciembre, reiteró que cuando se constituyera la IX Legislatura de la ANPP habría concluido su segundo y último mandato al frente de los consejos de Estado y de Ministros.

Balseiro Gutiérrez informó además que Salvador Valdés Mesa fue electo Primer Vicepresidente con la totalidad de los votos válidos emitidos; así como también los vicepresidentes Ramiro Valdés Menéndez, Roberto Morales Ojeda, Gladys Bejerano Portela e Inés María Chapman Waugh, excepto Beatriz Johnson Urrutia que obtuvo el 99, 83 por cient 

Ver imagen en Twitter

 

Homero Acosta Álvarez fue ratificado en la elección como Secretario del Consejo de Estado, de acuerdo con la titular de la CEN.En el órgano estatal elegido, compuesto por 31 integrantes, hay 15 mujeres, 11 nuevos miembros y 12 fueron ratificados.

Perteneciente a la generación nacida después del triunfo de la Revolución, el Ingeniero Electrónico y Máster en Dirección Miguel Díaz-Canel Bermúdez es miembro desde 2003 del Buró Político del Partido.

En su biografía sobresale su actuar como dirigente estudiantil, hasta ocupar el cargo de primer secretario del Comité Provincial de la Unión de Jóvenes Comunistas en Villa Clara y ser su segundo secretario en la dirección nacional.

Posee vasta experiencia en dirección política en el Partido, promovido desde 1993 a miembro del buró provincial en Villa Clara, desempeñándose como el primer secretario en ese territorio y posteriormente en Holguín.

Fue designado en 2009 ministro de Educación Superior, en 2012 vicepresidente del Consejo de Ministros y un año después fue electo Primer Vicepresidente del Consejo de Estado.

 

 

Estos son los miembros del nuevo Consejo de Estado de CubaPresidente:
Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez

Primer Vicepresidente:
Salvador Antonio Valdés Mesa

Vicepresidentes:
Ramiro Valdés Menéndez
Roberto Tomas Morales Ojeda
Gladys María Bejerano Portela
Inés María Chapman
Beatriz Jhonson Urrutia

Secretario:
Homero Acosta Álvarez

Miembros:
Leopoldo Cintra Frías
Teresa Maria Amarelle Boué
Ulises Guilarte de Nacimiento
Mirian Nicado Garcia
Guillermo Garcia Frías
Bruno Rodríguez Parrilla
Martha del Carmen Mesa Valenciana
Carlos Rafael Miranda Martinez
Susely Morfa González
Rafael Antonio Santiesteban
Miguel Ángel Barnet
Ileana Amparo Flores Morales
Raúl Alejandro Palmero Fernández
Jorge Amador Berlanga Acosta
Yipsy Moreno González
Elizabeth Peña
Yoerkys Sánchez Cuéllar
Ivis Niuba Villa Milán
Barbara Alexis Terry
Reina Salermo Escalona
Rosalina Fournier Frómeta
Carlos Alberto Martínez Blanco
Felicia Martínez Suárez