HOMENAJE EN LA HABANA A MÁRTIRES DE DE LA REVOLUCION CUBANA

El aniversario 60  del combate de  Goicuría  y O´Farril, en el municipio capitalino de Diez de Ocubre  donde  los combatientes  del Movimiento Revolucionario 26 de Julio Angel Amejeira (Machaco) , Pedro Gutierrez y Rogelio Perea  se enfrentaron    a esbirros  de la  dictadura  de Fulgencio Batista ,siendo asesinados  se recordo con un acto politco.
Asistieron  Omar Ruz  Henandez, integante del secretariado del Comite Central , Luis Antonio Torres Iribar,primer secretario  del Partido en la capital y Reinaldo  Garcia  Zapata , presidente de la Asamblea Provincial del Poder  Popular , ambos miembros del  Comire Central , asi  como Norma  Porras , combatiente revolucionria unica sobreviviente de aquel suceso.
En el  acto una representacion de estudiantes destacados recibieron el carnet de militantes  de la Union de Jovenes Comunistas.  Julio Damaso Abreu , combatiente de la lucha  clandestina intervino en la conmemoracion destacando detalles de la vida de los martires Angel  Amejeira ,Pedro Gutierrez y Rogelio Perea , quienes ofrendaron sus vidas por la libertad del pueblo cubano frente a la tirania proimperialista de Fulgencio Batista.
El joven Andy Lopez en nombre de los nuevos militantes de la UJC dijo que la muerte de los tres  revolucionarios  no fue en vano, y aseguro que los jovenes de estos tiempos  estan dispuestos a ofrendar sus vidas , si fuera  necesario al igual que lo hicieron los martires .
Las  palabras de clausura  fueron pronunciadas por Yosvany Barrueta Ordoñez ,primer secretario del Comite Municipal del Partido  en el municipio  Diez de Octubre  ,quien al referirse  al intenso  combate de  Goicuría  y O´Farril, donde los revolucionarios tuvieron que enfrentar  a  numerosas fuerzas represivas de la policia  batistiana  entre los que se encontraban connotados esbirros el  orador expreso   ¨¨ El ejemplo de estos jovenes , junto  a otros muchos  caidos en la lucha clandestina en la capital  nos compromete  a seguir defendiendo  esta Revolucion  cubanisima como dijera el mas  excelso de los patriotas revolucionarios  octubrino ,el Comandante Camilo Ciefuegos Gorriaran.
Finalmente exhorto a trabajar para llegar  al aniversario 500  d ela fundacion de la ciudad  con una capital más hermosa, más real y maravillosa, dispuestos todos a defenderla y cuidarla, convencidos y dispuestos cada día más a hacer por La Habana lo más grande.

Masacre en el Castillo del Príncipe

Suceso ocurrido en el Castillo del Príncipe el 1 de agosto de 1958, donde los combatientes presos en ese lugar, se enfrentaron a los cuerpos represivos, pagando con un sangriento saldo de tres muertos y nueve heridos.

Los antecedentes se remontan a varios meses antes, cuando los cuerpos represivos aprovechando la suspensión de las garantías constitucionales y la censura de prensa vigente en el país, detenían a la salida del Castillo del Príncipe a los que se iban en libertad provisional y los conducían nuevamente a interrogatorios, maltratos, torturas, y hasta a veces pasaban días sin que se supiera su paradero.

Días antes a los sucesos de agosto de 1958, la comisión que los presos políticos tenían constituida en el Vivac, solicitó una entrevista con el supervisor militar de la prisión, en esos momentos el coronel Francisco Pérez Clausell, para discutir lo que estaba ocurriendo, pero este se negó reiteradamente. Entonces los detenidos a través de sus abogados plantearon la cuestión al jefe de la prisión, y solo recibieron como respuesta, que lo que estaba sucediendo no era de su competencia. Al día siguiente y en represalia el asesino coronel Esteban Ventura Novo, detuvo al abogado defensor doctor Alfredo Yabur Maluf, que fue uno de los que más presionó en la entrevista.

A consecuencia de esta detención el M-26-7 en el Vivac, ordenó que en todos lo juicios que se celebraran al día siguiente 25 de junio de 1958, se denunciara este hecho. Por otra parte los revolucionarios allí recluidos decidieron que a las 12 de la noche del día 25 de julio, se cantaran el Himno Nacional y el Himno del 26 de julio y que el día 26 se celebrara un acto en recordación a esta fecha.

El 30 de julio se conmemoró el primer aniversario de la muerte de Frank País García, y se recordó la primera huelga de hambre realizada en el penal, entre el 16 al 31 de julio de 1957.

Al día siguiente 31 de julio de 1958, amanecieron cerradas las galeras de la prisión, donde se hacinaban alrededor de cuatrocientos presos políticos.
La acción

El viernes 1 de agosto de 1958, se produjo en la prisión del Castillo del Príncipe, una verdadera batalla campal. Las visitas al Vivac fueron limitadas a solo tres minutos, mientras se suspendieron las visitas a la cárcel, entonces por iniciativa de cerca de cien combatientes sancionados en la cárcel, se inició una enérgica protesta que incluía gritos de repudio contra la tiranía.

Los detenidos usaron como únicas armas los tubos de las literas desarmadas, botellas, piedras sacadas de los muros, le prendieron fuego a las colchonetas, a las lonas de las literas, e incluso a las ropas de los propios reclusos. Cerca de media hora después, la guarnición junto a connotados asesinos y torturadores de la Policía Nacional y del Servicio de Inteligencia Militar, SIM, incrementaron el asedio a los reclusos de la cárcel, que se defendieron lanzando objetos desde las barricadas. Los revolucionarios presos en el Vivac, secundaron a sus compañeros abriendo un segundo frente.

Miembros de los cuerpos represivos que atacaban, sorprendidos por la respuesta de los combatientes, amainaron por unos momentos el tiroteo. Entonces Pérez Clausell, llamó con urgencia al jefe de la Policía Nacional, brigadier Pilar D. García García, quien se personó inmediatamente en la prisión. También lo hicieron los coroneles Esteban Ventura Novo y Conrado Carratalá Ugalde; los tenientes coroneles Irenaldo García Báez, segundo jefe del Servicio de Inteligencia Militar, SIM; Oscar González y Martín Pérez, de la Policía Nacional, así como otros oficiales, con gran número de sicarios a su mando.
Combatientes muertos
Combatientes muertos en la Masacre del Castillo del Príncipe

Reinaldo Gutiérrez Otaño: 19 años, fue el primero en caer acribillado por más de quince impacto de balas.
Vicente Ponce Carrasco: 25 años, tropezó con un compañero por lo que se vio obligado a agarrase de la reja de la galera, momento que aprovechó un guardia para dispararle para luego rematarlo en el piso.
Roberto de la Rosa: 39 años, hombre humilde, que fue acribillado a balazos y muerto en la galera uno.

Monumentos a los asesinados en la Masacre del Príncipe
Combatientes heridos

En este lugar cayeron heridos y fueron llevados al hospital de Emergencias:

Pedro Gervasio Sánchez Menéndez
Ernesto Delgado Menéndez
José Ramón Fiallo Alfonso
Juvenal Hernández Noda
Héberto Mejías Estoll
Félix Álvarez Matienzo
Heriberto Cabrera González
Modesto Bravo Gómez
Humberto Martínez Delgado

El pueblo conoció la verdad a través de diferentes medios de propaganda revolucionaria, incluyendo Radio Rebelde, que durante varios días se refirió a estos hechos.
Importancia histórica

La masacre en la prisión del Castillo del Príncipe, constituyó un testimonio más de la sangrienta barbarie impuesta al pueblo cubano por la tiranía de Fulgencio Batista. Por otra parte demostró el coraje y la valentía de los revolucionarios, que imbuidos de heroico patriotismo estuvieron dispuestos a luchar contra las injusticias del régimen, aun en las condiciones más desventajosas.

Cinco meses después venció definitivamente la dignidad ética de la Revolución, el 1 de enero de 1959.
Fuentes

Toro, Carlos del. La masacre de revolucionarios en la prisión del Castillo del Príncipe. –En Granma. –La Habana 2 AGO. 1983.
Vera, Ernesto y Manuel Graña. La masacre del Castillo del Príncipe. –En Granma. –La Habana 31 JUL. 2004.
Concepción Llano y Ramón Rodríguez Salgado: Príncipes de la clandestinidad, Casa Editorial Verde Olivo, La Habana, 2008, ISBN 978-959-224-250-0.